Nadie correrá

Óscar de la Hoya aseguró que Canelo Álvarez y James Kirkland darán mejor espectáculo que la pelea May-Pac


Óscar de la Hoya y El 'Canelo'
Óscar de la Hoya y El 'Canelo' (Tomada de Twitter)

CIUDAD DE MÉXICO

El promotor Óscar de la Hoya está confiado en que su gallo podrá quitar el mal sabor de boca que dejó la contienda entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao el fin de semana pasado. Esta noche en el estadio de beisbol de los Astros, el Minute Maid Park, donde se espera una entrada superior a los 40 mil aficionados, el mexicano Saúl Álvarez abrirá su 2015 ante el noqueador estadunidense James Kirkland, en un encuentro no titular pactado a 12 rounds.

“Esta pelea es lo que los aficionados han esperado: acción en el ring y boxeadores de altura, sin miedo a pelear. Nadie va a estar corriendo en el ring el 9 de mayo, eso es seguro”, dijo el promotor, quien confía en que el Canelo supere el obstáculo que representa su rival.

De la Hoya, quien dirige la carrera del tapatío desde inicios del 2010, pronosticó que el encuentro ante el texano de 31 años proporcionará a los fanáticos hambrientos de buenas batallas un encuentro llamativo, bravo, donde destaquen los intercambios y sin tanta especulación.

 “Llámame vieja escuela, pero me gusta que a la afición se le regrese el valor de su dinero por ver una pelea llena de acción,  esperamos mucho por una Pelea del siglo que no trajo emoción y no recibimos más que especulaciones, los fanáticos merecen algo real. Verdadero boxeo”, dijo el ex múltiple campeón mundial, que se retiró en 2008 luego de una derrota ante Manny Pacquiao.

Álvarez, que detuvo el i el de la balanza en 70.800 kilogramos, habló de Kirkland con respeto, aunque aseguró que su buena pegada podría ayudarle: “Kirkland es muy fuerte, pero yo también, a diferencia de él he mostrado más inteligencia en las peleas y eso será el punto a mi favor”, dijo sobre el peleador que se dio a conocer por noquear después de seis intensos rounds al prospecto mexicano Alfredo

Angulo en 2011. Canelo subirá con la firme intención de mantenerse en la posición de privilegio, pues si el boricua Miguel Ángel Cotto sale victorioso de su encuentro frente al australiano Daniel Geale en junio, podrían enfrentarse para cerrar este año. Kirkland, por su parte, sabe que del resultado depende el futuro de su carrera, pues tras 17 meses alejado del boxeo una segunda derrota en su foja lo pondría muy cerca de un retiro.

“Estoy preparado para cosas grandes, esta pelea significa mucho y es mi opción. Las oportunidades no se dan dos veces y no la dejaré pasar, entregaré mi vida en el pleito en un muy buen combate”, finalizó Mandingo Warrior.