Campeón de verdad

Para el kazajo Gennady Golovkin, un monarca que no enfrenta los retos le falta al respeto al deporte y por eso debe pagar; busca los mejores rivales

Gennady Golovkin recibió el cinturón de pesos medios del CMB
Gennady Golovkin recibió el cinturón de pesos medios del CMB (Iván López )

Ciudad de México

Carl Froch, Sergio Martínez, Miguel Cotto, Saúl Álvarez, Billy Joe Saunders y la lista sigue creciendo, son los campeones que han decidido no enfrentar al kazajo Gennady Golovkin.

El monarca medio de la Asociación Mundial de Boxeo, del Consejo Mundial y de la Federación Internacional, reconoció que conseguir un rival es complicado, pero ha quedado lejos la desesperación.

"No me siento decepcionado porque no quieren pelear contra mí, tal vez hace siete años sí, ahora entiendo mi posición, me enfrento con quien realmente quiere, no es nuevo, lo bueno es que el boxeo es muy cambiante", dijo en entrevista con La Afición el monarca, quien tiene récord de 35-0, con 32 nocauts, y mantiene una racha de 22 triunfos por la vía rápida al hilo, desde 2008.

En su visita a la Ciudad de México, Golovkin, quien se llevó el cinturón que lo acredita como monarca de los pesos medios del CMB, que conquistó después que el mexicano Saúl Álvarez lo dejara vacante, habló no solo sobre sus metas a largo plazo, también respecto a su siguiente encuentro ante el campeón inglés Kell Brook, pactado para el 10 de septiembre en Londres, Inglaterra.

"Respeto mucho al boxeo y siento que los campeones que evitan las peleas no lo hacen, pero estoy seguro que poco a poco la presión los obligará a darme el combate, pero antes de pensar en otra cosa está Brook, quien no tiene miedo de arriesgarse", explicó el kazajo.

GGG tiene un plan delimitado para su futuro, antes de buscar suerte en otras divisiones, presionará a Billy Joe Saunders, dueño de la única corona que hace falta en su colección: la de la Organización Mundial de Boxeo.

"Quiero todos los títulos, ya después buscaría otra división (supermedio o semicompleto), porque necesito nombres grandes en mi récord, pero esto es boxeo y todo puede cambiar, estaré esperando a Canelo", finalizó el peleador, que insiste que a pesar de las dificultades de ser "un monstruo", todo en el deporte tiene su encanto.