Boxeo Lagunero está de luto

Don Jorge "Pajarito" Valverde, quien destacara a nivel nacional e internacional en las décadas de los 50 y 60, falleció el domingo pasado.

Don Jorge 'Pajarito' Valverde, descanse en paz.
Don Jorge 'Pajarito' Valverde, descanse en paz. (Especial)

Matamoros, Coahuila

El boxeo lagunero, específicamente de Matamoros, Coahuila, está de luto, con el sensible fallecimiento del ex boxeador y entrenador, Don Jorge "Pajarito" Valverde, quien destacara a nivel nacional e internacional en las décadas de los 50 y 60.

El cuerpo de Don Jorge Valverde es velado en la ciudad de Matamoros desde este lunes 27 de junio, este martes 28, la eucaristía en su honor es a partir de las 12:30 horas en la Parroquia del Refugio. El cortejo fúnebre partirá a las 17:30 horas al Panteón Municipal de Matamoros.

Valverde siempre enseñó el boxeo en Matamoros con grandes carencias, pero con un gran corazón, con sus guantes y costales remendados, sin ring, con “mecates” para brincar la cuerda, etc.

Sonó el último round, la última campanada para un deportista que en lo que al boxeo se refiere, puso a Matamoros en la mira.

El "Pajarito" Valverde peleó hasta el final, se fue a decisión, el juez principal le dio la dicha de irse triunfante de este mundo tras haber dejado un legado de esfuerzo, de deportivismo y de muchas generaciones que aprendieron el duro deporte de los puños a través suyo. 

Seguramente las nuevas generaciones de boxeadores, se preguntarán, quién es Don Jorge Valverde.

El “Pajarito” como fue siempre su apodo de batalla en el ensogado, peleó gran parte de su carrera en Torreón, Coahuila, en la entonces llamada Arena Obrero.

Fue un peso gallo natural, dio grandes peleas y estuvo clasificado a nivel internacional allá por los los 50 y principios de la década de los 60.

Una de sus peleas más recordadas es aquella que tuvo el 6 de septiembre de 1955 en la Arena Olímpico Laguna de Gómez Palacio frente al de Torreón, Toluco López, en ese entonces campeón nacional, lamentablemente Valverde perdió, pero vendió cara su derrota.

Ese día, cuenta la historia, que casi todos los comerciantes de Matamoros, Coahuila cerraron sus “changarros” para ir a ver esa pelea.

El “Pajarito” recibió varias preseas, entre ellas la de Ciudadano Distinguido y que eso fue su orgullo a falta de un título en el boxeo.

Su última pelea registrada, fue el 31 de enero de 1961 en Lerdo frente al lerdense Chuy Segovia, tras el retiro, decidió ser entrenador y forjó a muchos jóvenes, entre ellos se dice, a Marco Antonio “Veneno” Rubio y Carlos “El Churro” Valverde, esto en el nivel amateur, liego, ambos púgiles incursionaron en el boxeo de paga con gran éxito.

Tuvo en sus filas a varios campeones estatales de boxeo como Omar Karim “El Sombras” Valverde y varios más.