Morales vs Barrera, un clásico

Hoy se cumplen 15 años de aquel pleito que inició una rivalidad que dejó una trilogía para la historia

Érik Morales y Marco Barrera en uno de sus combates
Érik Morales y Marco Barrera en uno de sus combates (AP )

Ciudad de México

Al margen de los dimes, diretes, corajes y mentadas de madre, valió la pena. Ahora no es que se haya evaporado esa enemistad, simplemente tengo cosas más interesantes en que ocupar mi tiempo”, aseguró Érik Morales a 15 años de que se midiera por primera ocasión a Marco Antonio Barrera.

Hubo pleitos a puño limpio y guerras campales entre los equipos en plenas conferencias de prensa, tras una primera pelea que se extendió los 12 rounds y que dejó ganas de seguir demostrando que la aversión entre ambos era real.

Los fanáticos del boxeo vieron a los dos mexicanos que, con 36 polémicos rounds, se ganaron la calidad de futuros miembros del Salón de la Fama y, de paso, demostraron, en la era post-Julio César Chávez, que el boxeo nacional mantenía la calidad.

“No sé por qué inició, siendo sincero, pero nunca fue igual con ningún otro rival. No sé si fueron los periodistas o él y su equipo los que comenzaron. Ambos entrenábamos en el Pancho Rosales y había celo profesional, le tenía un gran coraje, ganas inmensas de subir al ring y arrancarle la cabeza, pero creo que él estaba peor que yo, pues Barrera nunca fue mi objetivo”, recordó para La Afición el Terrible Morales.

Érik fue el segundo mexicano en la historia en igualar el récord de Chávez y más tarde conquistó una cuarta división.

El nativo de la Zona Norte de Tijuana, quien ante Barrera se llevó una victoria por dos derrotas, explicó que ese pleito no estaba en su radar, pues en esa época para él los retos estaban en el extranjero y no ante un nacional.

Sin embargo, tras el primer encuentro, la polémica y la química que tuvieron sobre el ring, llevaron a dos peleas más que conquistaron al público.

“Nos reconocieron como peleadores emocionantes, de calidad, con boxeo completo; un combate donde hay de todo un poco, técnica, fuerza, movimientos y coraje, pero sobre todo emoción. Eso nos hizo crecer y aumentó nuestros sueldos, nos abrió muchas puertas. En pocas palabras nos cambió la vida arriba del ring”, abundó

Ahora las cosas son diferentes para ambos, su labor como comentaristas deportivos y mánagers de jóvenes peleadores los han llevado a coincidir en varios lugares y saludarse, si no de manera cariñosa, sin necesidad de lanzar un par de puños por delante.

“Realmente no me despierta ahora que lo veo, me lo he topado y lo saludo, no tengo ningún sentimiento, pues el negocio ya pasó; creo que hay mejores formas de ocupar mi tiempo”, finalizó el tijuanense a 15 años del inicio de esta rivalidad.

LOS TRES ENCUENTROS

Morales vs Barrera I

19 de febrero de 2000 en Las Vegas, Nevada Érik Morales unificó las diademas supergallo del Consejo Mundial de Boxeo y de la Organización Mundial en un polémico encuentro que terminó con decisión dividida.

Morales vs Barrera II

22 de junio de 2002 en Las Vegas, Nevada Marco Antonio Barrera logró cobrar la afrenta y venció con polémica decisión unánime al de la Zona Norte y le arrebató la diadema pluma del Consejo Mundial de Boxeo.

Morales vs Barrera III

27 de noviembre de 2004 en Las Vegas, Nevada Érik Morales no pudo mantener la diadema pluma del Consejo Mundial de Boxeo y cayó por decisión mayoritaria ante el capitalino, que en ese momento entrenaba con Rudy Pérez.

EL ADIÓS

Marco Antonio Barrera

Se retiró en 2011. Dijo adiós en una modesta cartelera en Guadalajara, Jalisco, y venció por nocaut en dos rounds a José Arias; dejó un récord de 67 victorias, 44 nocauts y siete derrotas.

Érik Morales

Se retiró en 2012 tras caer ante el puertorriqueño Danny García por nocaut efectivo en cuatro rounds. Dejó una marca de 52 triunfos, 36 nocauts y nueve derrotas.