Bernard Hopkins, fidelidad a su estilo

Durante 26 años ha impuesto una forma de pelear tan complicada que solo cinco personas han descifrado; va por otra hazaña

Bernard Hopkins
Bernard Hopkins (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

A Bernard Hopkins no lo detiene ni la edad. A dos meses de cumplir 50 años, el campeón mundial buscará agregar un cinturón más a su colección cuando rete al ruso Sergey Kovalev, en un duelo de unficación que se realizará en el Boardwalk Hall de Atlantic City.

Si el Alien -como se denomina a sí mismo Hopkins, pues se considera fuera de este planeta –consigue un triunfo la noche del sábado, estaría a un paso de repetir la hazaña de reinar al mismo tiempo una división ostentando las cuatro principales coronas de los organismos mundiales, algo que únicamente dos peleadores más en la historia moderna lograron: Jermaine Taylor y la noruega-colombiana Cecilia Breakhus.

Actualmente el nativo de Filadelfia tiene en su poder las diademas semicompletas de la Asociación Mundial de Boxeo y de la Federación Internacional de Boxeo,y ante Kovalev irá por la de la Organización Mundial de Boxeo.

"Cuando lo digo es porque realmente es verdad. Para que alguien pueda ver algo como lo que yo estoy haciendo pasarán muchos años y no es que presuma, pues mis resultados me avalan", dijo el peleador, quien además es un excelente orador.

Hopkins, quien pasó a la historia no solo por ser el campeóncon mayor edad (récord que sigue creciendo), reunió todas las diademas de la división media hace 10 años al vencer a Óscar de la Hoya con un contundente nocaut efectivo en nueve rollos.

La calidad de monarca indisputadola defendió en una ocasión hasta que cedió el privilegio a su compatriota Jermain Taylor, quien lo venció en el 2005 con una apretada decisión dividida.

Hopkins está seguro de que la clave del triunfo ante Kovalev se encuentra en la experiencia de 26 años, 31 peleas de campeonato mundial y un récord de 55 victorias, 32 nocauts, seis derrotasy dos empates.

GIGANTE CON PEGADA

Si hay algo en lo que confía Kovaleves en el poder de sus puños y el efecto que causan en sus adversarios. El ruso irá por un nocaut. Con 18 años menos que su adversario, Sergey buscará evitar que el estadunidense de casi media década logre su cometido.

"Yo tengo dos armas, que son mis puños, no resistirá. Entrené para este momento, es más, he soñado con esta pelea", señaló el europeo de 1.83 metros.

Krusher Kovalev, quien tiene un año como monarca mundial de la Organización Mundial de Boxeo, aseguró que todo el trabajo de gimnasio fue enfocado en evitar que el estadunidense logre sentirse cómodo cuando esté en el ring.

"Hopkins es de esos rivales a los que no debes dar ni la mínima concesión. Es peligroso e inteligente. He estado trabajando la distancia y los tiempos. Sacarlo de ritmo será la llave al triunfo y mi pegada el desenlace", puntualizó.

Kovalev va por la cuarta exposición de la diadema que conquistó ante Nathan Clevery, y a pesar de que conserva su calidad de invicto, hasta ahora en ninguno de los 26 encuentros que ha sostenido se ha medido con alguien de las características que presenta el Alien.