Hopkins sigue imparable y venció a Shumenov

En el DC Armory, Washington, a sus 49 años de edad El Executioner Hopkins venció al kasajo y dio el segundo paso para lograr su meta: ser campeón indisputado

Bernard Hopkins (izquierda), boxeador
Bernard Hopkins (izquierda), boxeador (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

La edad no fue impedimiento, la noche del sábado el estadounidense Bernard Hopkins unificó las coronas semicompletas de la Asociación Mundial de Boxeo y de la Federación Internacional de Boxeo al vencer por decisión dividida a Beibut Shumenov.

En el DC Armory, Washington, a sus 49 años de edad El Executioner Hopkins venció al kasajo y dio el segundo paso para lograr su meta: ser campeón indisputado, poseedor de las cuatro coronas más importantes del orbe, antes de cumplir los 50 años.

Hopkins hizo gala de su estilo poco ortodoxo y con un boxeo escurridizo, donde utilizó mucho la cintura y bloqueó golpes con sus puños, dominó a un boxeador 19 años menor.

Hopkins, quien no tiene un nocaut desde el 2004, logró mandar a la lona con un potente recto de izquierda a Shumenov en el décimo primer round, pero dejó que su rival se recuperara para terminar la contienda recorriendo toda la vía.

Al término de la pelea, Bernard escuchó las puntuaciones que lo declaraban ganador en sólo dos de las tres tarjetas: 116-111 y 116-111 para él y la 114-113 para Beibut.

“Hagan su trabajo, que yo no los juzgaré. Después de 27 años como boxeador activo, ya lo he visto todo y yo sigo haciendo mi trabajo” , dijo Hopkins.  “Si no quieren ser golpeados, no dejen que los golpeen. No queremos que nadie más cuente nuestro dinero”, dijo para defender su estilo.

Shawn Porter expuso con éxito la diadema welter de la Federación Internacional de Boxeo en la pelea preestelar de la noche.

El peleador de Ohio logró una victoria por nocaut técnico al noquear en cuatro rounds al multicampeón mundial Paul Malignaggi.

A pesar de que Malignaggi superaba en experiencia a Porter, el poder de puños y el estilo complicado de Porter lo llevó a sumar su victoria vigésimo cuarta.

Porter logró mandar a la lona en tres ocasiones al peleador neoyorkino, la última caída fue la que provocó que detuvieran las acciones luego de ser conectado con una potente derecha a la mandíbula.

“Esta noche no perdí ante un peleador promedio, perdí ante alguien que tiene mucho potencial. Si esta es mi última pelea, pues no quiero tomar una decisión emocional, me fui ante uno que será grande”, aseguró Malignaggi, quien asegura regresará a casa y pensará si culmina con una carrera de 13 años en el profesionalismo.

El peleador estadunidense Peter Quillin logró una victoria más en su carrera al conseguir una decisión unánime sobre el checo Lukas Konecny y defender por tercera ocasión la corona media de la Organización Mundial de Boxeo.

Quillin mantuvo la pelea en un terreno seguro con un boxeo escurridizo y de contragolpeo que le granjeó los abucheos de los asistentes. Con las habilidades boxísticas logró tarjetas de 120-108, 119-109 y 119-109.

Con la victoria sobre el veterano Konecny, Quillin mejoró su foja a 31 victorias, 22 nocauts y aseguró que ahora buscará grandes nombres como el de Julio César Chávez Jr., Miguel Cotto o Sergio Martínez, pues quiere seguir desarrollando su carrera.