Amenazas en el pesaje

Aunque durante la semana mantuvo una actitud relajada, Chris Arreola señaló que vencerá a Bermane Stiverne en pelea de pesos completos

Chris Arreola
Chris Arreola (Especial)

Ciudad de México

El respeto y la tranquilidad que acompañaron al mexicoamericano Chris Arreola durante la última conferencia de prensa lo abandonaron a la hora de la ceremonia de pesaje y adelantó que vencerá al campeón plata de los pesos completos Bermane Stiverne en duelo en que se pondrá en juego la corona absoluta.

"Le voy a partir su madre", amagó el peleador mexicoamericano, quien aspira a hacer historia convirtiéndose en el primer peleador con sangre tricolor en portar el cinturón que durante más de una década estuvo en manos del ucraniano Vitali Klitschko.

Fue una ceremonia llena de gritos y amenazas donde Arreola no fue el único culpable, pues intercambió el micrófono con el extravagante promotor estadunidense Don King quien gritó que su peleador logrará vencerlo por segunda ocasión.

"¡Aleluya! El campeonato está de vuelta en América", aseguró el empresario de cabellos erizados que verá a su representado escalar al ring del Galen Center de Los Ángeles con miras a convertirse en el primer haitiano en ostentar una diadema de los pesos completos.

En su visita a la romana, Stiverne detuvo el i el en 108.635 kilos; mientras que su retador, a pesar de ser más alto y corpulento, pesó 200 gramos menos.

"Dije que sería evidente el compromiso que tuve esta vez en el gimnasio y es una de las pruebas, pero la demostración más clara será cuando suba mañana (hoy) a demostrar que soy mejor boxeador que él", recalcó el hijo de padres mexicanos, quien tiene tres derrotas en su trayectoria como profesional, una de ellas en pelea de campeonato mundial.

Stiverne reiteró su deseo de no dejar el resultado en manos de los jueces y aseguró que no importa el trabajo que realice el peleador que solo ha sido noqueado por el ex campeón Klitschko, quien mantuvo una hegemonía total en la división.

Arreola, por su parte, proyectó que será un pleito demandante, pues ya ambos se conocen y saben tanto los puntos a favor como en contra, por lo que será una pelea "intensa y llena de emoción, será digna de ser recordada", aunque recalcó: "Haré historia y ganaré por nocaut".

En el marco del pesaje previo a la revancha entre Stiverne y Arreola, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, el mexicano Mauricio Sulaimán, aprovechó para reconocer al promotor estadunidense Don King por las aportaciones que ha hecho al boxeo a lo largo de cuarenta años en el deporte.