'Bandido' Vargas acabó con el matamexicanos Miura

El peleador mexicano logró liquidar al japonés Takashi Miura en una pelea que se tiñó de dramatismo, ya que ambos peleadores visitaron la lona en diferentes momentos

El mexicano Fernando 'Bandido' Vargas (izquierda) se quedó con la victoria
El mexicano Fernando 'Bandido' Vargas (izquierda) se quedó con la victoria (AP)

LAS VEGAS, Estados Unidos

El peleador mexicano Fernando Vargas logró robarse el show la noche del sábado al acabar con el campeón japonés Takashi Miura en una pelea llena de dramatismo y emoción ya que ambos peleadores visitaron la lona.

Con un nocaut técnico en el noveno round, El Bandido Vargas logró frenar a aquel peleador que buscaba la quinta exposición de la corona que le arrebató al mexicano Gamaliel Díaz en el 2013.

“Soy el campeón, soy el campeón. Este es un sueño hecho realidad para mi, algo por lo que he peleado toda mi vida. Sabía que tenía que ser muy agresivo, el haber visitado la lona me motivó mucho más”, dijo El Bandido Vargas al teminar la contienda.

El ex olímpico mexicano empezó la contienda con mucha fuerza pues lastimó al campeón con una mano derecha en los primeros segundos de la contienda logrando sorprenderlo, pero una buena preparación y decisión llevaron a Miura a sobrevivir el resto del episodio.

En el tercer round, el mexicano sufrió un corte en el pómulo derecho debido al choque de cabezas por el encuentro de guardias. El corte, aunque pequeño, sangraba profusamente. La esquina lo trabajó de buena forma, pero la balanza empezó a inclinarse a favor del nipón que presionó hasta imponer su ritmo de pelea.

A punto de terminar el cuarto round, Miura sacó un golpe de poder que mandó desmadejado a Vargas a la lona. Cobró la afrenta de ese complicado primer round, pero a pesar de lo lastimado, el capitalino se levantó para regresar a su esquina para el descanso en donde logró recuperar parte de lo perdido en el siguiente round.

Luego de ceder la batuta durante cuatro rounds, Vargas regresó con fuerza a la mitad del noveno episodio cuando conectó una potente derecha al rostro que remató con un uppercut que desconectó al japonés, obligando al referi a detener las acciones al minuto con 31 segundos.

Con esta victoria el pelador capitalino se coronó en su primera oportunidad mundialista y de paso mantuvo su calidad invicta en 23 encuentros profesionales.