Peligra Stiverne

A ocho meses de ganar el título CMB de peso completo,B. Ware hace hoy su primera defensa ante Deontay Wilder

El campeón Bermane Stiverne (i) y Deontay Wilder (d); Don King al centro
El campeón Bermane Stiverne (i) y Deontay Wilder (d); Don King al centro (Showtime)

Ciudad de México

El campeonato de los completos del Consejo Mundial de Boxeo podría cambiar de manos hoy en Las Vegas, Nevada. Deontay Wilder subirá al ring del MGM Grand dispuesto a acabar con el reinado de Bermane Stiverne para convertirse en el primer estadunidense en reinar en la división en seis años.

Con una potencia de puños que lo ha llevado a dejar su foja en 32 victorias, todas por la vía del nocaut, y utilizando como ventajas sus dos metros de estatura y menor edad, he Bronze Bomber buscará quitarle la corona al canadiense nacido en Haití.

"Voy a mandarlo al retiro permanente; hasta ahora todo mundo ha hablado por él, pero el único problema es que no podrán pelear en su lugar. No sabe contra qué tipo de hombre se subirá al cuadrilátero, no tiene idea del problema en el que se metió. (Hoy) desataré la bestia que vive en mí y nada me detendrá", amenazó Wilder.

El peleador de Óscar de la Hoya va por su primer campeonato del mundo tras seis años en el profesionalismo.

En una promoción plagada de amenazas y advertencias, Stiverne hizo oídos sordos a lo que salió de la boca de su rival y aseguró que de la misma forma en la que cayó el estadunidense Chris Arreola hace cinco meses, lo hará su contrincante en turno.

"Claro que esto será una pelea real, algo como lo que él nunca ha visto, no soy un taxista, esto es de verdad. El cinturón se quedará conmigo, pues no durará ni cuatro rounds, cometió el error de hacer que lo tomara en serio y ya verá, después de esta pelea nadie sabrá quién es Deontay Wilder", respondió B. Ware Stiverne, quien no ve derrota desde 2007, cuando cayó noqueado en cuatro episodios ante Demetrice King.

En lo que sea prevé un duelo de fortaleza y pegada, ambos buscarán imponer su ley, ya que Wilder tiene 100 por ciento de nocauts en su carrera, mientras que el monarca registra 80.

"Cualquier cosa puede pasar en esta pelea. Hace mucho tiempo que la división de los completos está dormida y este encuentro ha llamado la atención por los estilos de ambos. Stiverne es un peleador fuerte que se impone, y Wilder es un retador rápido, de manos pesadas. Esta pelea será el resurgimiento del boxeo de pesos completos", pronosticó para La Afición el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán, quien ayer viajó a Las Vegas para estar en el evento.

Wilder se colocó como el retador oficial de la división al vencer por nocaut efectivo en un round a Malik Scott en eliminatoria mundialista. El norteamericano acude a esta cita en calidad de amplio favorito en las apuestas, mismas que lo colocan 3-1 sobre el campeón.

En pelea preestelar de la cartelera, el mexicano Leo Santa Cruz enfrentará a su compatriota Jesús Ruiz.