Arrestan a Carlos Molina

El campeón mundial superwelter pelearía este 8 de marzo contra Jermall Charlo

Carlos Molina
Carlos Molina (AP)

Estados Unidos

Un combate programado para el fin de semana entre el mexicano Carlos Molina y el retador estadunidense Jermall Charlo quedó en suspenso tras la detención del campeón mundial por cuestiones migratorias, además de una orden de arresto pendiente en Wisconsin.

Molina, de 30 años, permanecía bajo custodia tras ser detenido el martes por la policía de Las Vegas, en cumplimiento de una orden de arresto emitida en 2007 por delitos graves en el condado de Outagamie, Wisconsin.

Laura Meltzer, funcionaria de la policía de Las Vegas, informó que al boxeador se le acusa de no haberse registrado como agresor sexual.

El campeón superwelter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) se presentó ante un juez de paz en Las Vegas y trató de pagar una fianza de 10 mil dólares, pero su liberación fue denegada luego que las autoridades se enteraron de que Molina también era buscado por la Policía de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), agregó Meltzer.

Virginia Kice, vocera de la ICE en Laguna Niguel, California, dijo no contar con información al momento sobre el caso de Molina.

Molina (22-5-2, con seis nocauts) debía defender su título ante Charlo (17-0, con 13 nocauts), en una pelea preliminar dentro de una función de cinco combates previstos para el sábado en la arena del MGM Grand Garden.

Los mexicanos Saúl "Canelo" Álvarez y Alfredo Angulo sostendrán la pelea estelar.

El presidente de la Comisión Atlética de Nevada, Francisco Aguilar, dijo que las autoridades que regulan los combates en el estado están enteradas del arresto de Molina y a la espera de la decisión de los promotores sobre si el combate se llevará a cabo o se cancelará.

La ceremonia de pesaje está programada para este viernes.

Nacido en la ciudad de Pátzcuaro, Michoacán, Molina conquistó el cinturón superwelter el 14 de septiembre, al superar por decisión dividida al estadunidense Ishe Smith.