Destronaron a Lee

El irlandés Andy Lee perdió su reinado y cedió la corona mundial media de la Organización Mundial de Boxeo ante el inglés Billy Joe Saunders

Andy Lee perdió ante el inglés Billy Joe Saunders
Andy Lee perdió ante el inglés Billy Joe Saunders (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

Dos caídas en el tercer round sentenciaron el reinado del irlandés Andy Lee, quien cedió la corona mundial media de la Organización Mundial de Boxeo al inglés Billy Joe Saunders la noche del sábado en Manchester por decisión mayoritaria.

Dos potentes ganchos a la barbilla de Saunders lo depositaron en la lona y a pesar de estar visiblemente lastimado el nivel de combatividad de Lee le permitió levantarse y continuar el minuto que faltaba para completar el round.

"Fue un gran golpe. Me decían que yo no tenía poder en los puños y demostré que si. Fue una gran batalla y no quiero hablar de más. Lee fue un gran rival con el que pude demostrar mi madurez como boxeador", señaló Saunder, quien subió al ring en calidad de retador obligatorio a la diadema.

Tras las visitas a la lona, Lee mantuvo la calma y en lugar de salir a atacar y buscar el nocaut que lo hubiera salvado, decidió hacer un trabajo de boxeo y aprovechar la ventaja en distancia y alcance.

Haciendo uso de buen ritmo, Lee logró complicar a ratos el panorama de un agresivo Saunders, quien no pudo quitarse de encima el persistente jab del campeón que sabía estaba abajo en las tarjetas.

A pesar de la desventaja, el temor a volver a encontrarse con un golpe que lo volviera a depositar en la lona hizo que Lee solo se enfocara en el jab y dejara las combinaciones y golpes de poder sólo cuando veía que estaba completamente seguro.

Al final de la contienda, pactada a 12 rounds, los jueces vieron ganar al invicto Saunders por tarjetas de 113-113, 114-112 y 115-111. Esta fue la primera ocasión en la que Andy Lee sumó una derrota por la vía de los puntos, sus dos descalabros anteriores fueron por nocaut.

"Simplemente no fue mi noche, no me pude adaptar y esos golpes fueron totalmente inesperados. La verdad no esperaba algo así, pero creo que me pude recomponer y cerrar bien la pelea. Sentí que fue mucho más apretada de lo que dieron los jueces. Pero, ni modo, así es el boxeo", sentenció Lee tras dejar su marca en 34-3-1.