Khan sigue a la espera

El boxeador inglés está esperando un combate contra Mayweather Jr.; antes, tendrá que vencer a Chris Algieri

Amir Khan
Amir Khan (Tomada de Twitter)

CIUDAD DE MÉXICO

Si hay algo por lo que el inglés Amir Khan ha mostrado desesperación es por cerrar un duelo millonario ante cualquiera de los dos mejores peleadores libra por libra, pero hasta el momento no se le ha dado.

Por más de tres años el que fuera medallista olímpico británico se ha proclamado como el boxeador que puede significar un obstáculo real para Floyd Mayweather o que podría romper récords si llegara a enfrentar a Manny Pacquiao, pero luego de iniciadas las negociaciones siempre se interpone algo y pelea ante algún otro rival.

"Mayweather es un peleador con mucha habilidad y paciencia, se mete con la cabeza de sus rivales, a hacerlos que cometan errores, pero la manera en la que trabaja ha venido para abajo por su edad", analizó.

"Hay algunas cosas que no habíamos visto antes, como cuando es alcanzado con un golpe y entra en pánico; la única manera de agarrarlo es a velocidad y con explosividad y sé que puedo ser un gran candidato", agregó.

Con tres derrotas en su haber y después de mostrar que a pesar de sus cualidades boxísticas su barbilla de cristal resulta ser su talón de Aquiles, Amir está dispuesto a todo por ser aquel al que enfrente Money en septiembre.

"Viéndolo bien, se puede hacer una buena preparación al término del Ramadán (a finales de julio), he buscado esa pelea y no se ha dado, pero se le han agotado los rivales (a Mayweather). No hay nadie más que resulte atractivo, he aceptado lo que me ha pedido, incluso subir de división", declaró el peleador.

Pero antes de pensar en el combate con el que sueña, King Khan tiene que superar al neoyorquino Chris Algieri, con quien tiene pactada una contienda el 29 de mayo en el Barclays Center de Nueva York.

"Ganar esta pelea es todo para mí, no veo más allá de Chris porque ya cometí ese error en el pasado, hay peleas enormes allá afuera, pero estoy concentrado al 100 por ciento en ésta", explicó.

Su meta no es solo la victoria contundente sobre aquel boxeador que se dio a conocer tras frenar al duro pegador siberiano Ruslan Provodnikov, sino lucir ante los ojos del mundo para mantenerse vigente y como una opción atractiva para que se dé ese duelo ante Money antes del final de 2015.