¿De vuelta a la realidad?

Adrien Broner regresa bajo un voto de silencio; quiere ser campeon de nuevo

El estadunidense está obligado a lucir en esta contienda, ya que una derrota sería el final
El estadunidense está obligado a lucir en esta contienda, ya que una derrota sería el final (SHOWTIME)

La derrota ante Shawn Porter hace cuatro meses, y el exceso de críticas por una oportunidad mundialista que no merece, fueron catalizadores que cambiaron el chip al estadunidense Adrien Broner.

Contrastando con el derroche de dinero y actitudes extravagantes (de Floyd Mayweather) ahora hay un silencio sepulcral a tres días de que enfrente al desconocido Khabib Allakhverdiev por la vacante superligera de la AMB en Ohio.

Hace dos años, El Problema Broner se alzaba como una de las ­ guras que podrían ocupar el lugar de Mayweather a su retiro, pero su comportamiento fuera del ring (excesos con la bebida y sus roces con la ley) lo llevaron a perder el invicto ante Marcos Maidana y después sumar un segundo descalabro ante Shawn Porter.

“No hablaré con nadie hasta que mi misión esté completa. Llegas tan lejos haciendo las cosas a tu manera y hay veces que no ves lo que tienes que cambiar hasta que algo pasa. Tengo que tomar mi carrera con seriedad”, declaró el peleador.

Las críticas a Broner arreciaron a raíz de que obtuvo la oportunidad mundialista por encima del número uno del ranking, el mexicano José Benavidez, y enfrentará a un peleador que también viene de una derrota y tiene sólo 20 peleas profesionales.

Aun así, Broner está fascinado con la oportunidad, pues aseguró que convertirá la ocasión en la segunda parte de su carrera: “Sentía como que me estaba quedando corto, que no estaba dando lo más en el ring. Uno tiene que aprender de los errores que comete. Cuando entiendes qué es lo que estás perdiendo lo puedes arreglar”, abundó.

El nativo de Ohio aseguró que su meta principal es lograr la conquista de una cuarta corona en una cuarta división, pues con sus 26 años quiere seguir haciendo historia y acallar las críticas que lo han seguido desde hace tiempo.

“Aún tengo mucho que hacer. Ya he logrado mucho, pero tengo más en el tanque. Aún estoy aprendiendo pero ahora lo único que tengo que decir es que todo el que esté en mi camino estará en grandes problemas, pues peleo por mi familia y no para hacer a los demás felices”, ­ finalizó.