Aprender y ganar, es lo que busca el manager de Monclova

Wally Backman está en su primera temporada en LMB y al no tener un conocimiento del beisbol mexicano, ha tenido que aprender a marchas forzadas, pero los triunfos han llegado.

Wally Backman
Wally Backman (Cortesía )

Ciudad de México

Acereros de Monclova puso toda la carne al asador para que este año sea su año. La nueva directiva se puso a trabajar de inmediato en todos los niveles, y mientras echó andar su proyecto de remodelación del estadio, también se puso a remodelar al equipo, y como un movimiento principal estuvo presentar un nuevo manager.

Después de mucho analizar las opciones de manejadores que existían en el país, decidieron que por los requisitos que buscaban, en México no encontrarían a quien cubriera el perfil. Por ello, basados en las recomendaciones de la gente ligada a Grandes Ligas que les ha estado asesorando en los últimos años, encontraron en el nombre de Wally Backman a quien podría hacerse cargo.

¿Quién es Backman? Fue jugador de Grandes Ligas por 13 temporadas, incluso fue campeón de Serie Mundial con los Mets de Nueva York en 1986. Después de terminada su carrera, en 1998, arrancó una nueva etapa al dirigir en Ligas Independientes. Más adelante le llegaron oportunidades en sucursales de Grandes Ligas.

Ese fue el perfil que encajó en prácticamente todos los requisitos que tenía, excepto uno: ya haber dirigido en México.

El estadunidense tuvo la experiencia de manejar en República Dominicana y Puerto Rico, algo que le ayudaba a tener algo de conocimiento del tipo de beisbol que se practica en la LMB. A partir de ahí y de algunas recomendaciones, Wally aceptó el reto de llegar a un equipo que no solo debe de calificar a playoffs (luego de haberlo hecho en los últimos cuatro años) sino que fue armado para jugar la Serie del Rey, y para ganarla. Así está el panorama, ese es el reto de lo desconocido para Backman.

Para empezar, realizaron su pretemporada en Puebla, en el Estadio Hermanos Serdán, y de ahí, realizaron sus juegos de entrenamiento contra equipos de LMB. Ese tiempo lo utilizó primero para conocer a sus peloteros y luego para poner en práctica el tipo de beisbol que van a ser capaces de desplegar. La ayuda de sus coaches ha sido fundamental en este proceso, ya que ellos le han dado toda la información que ha requerido.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando te ofrecieron dirigir en México?

Mi primer pensamiento es que sabía que había buen nivel de beisbol aquí. Ya había manejado en la República Dominicana y en Puerto Rico, que son niveles y tipos de juego parecidos, pero nunca había tenido la oportunidad de estar aquí. Luego,platicando con gente que ya había estado en México pensé que valdría la pena intentarlo y probar esta oportunidad.

¿Qué tipo de equipo tiene Acereros?

Tenemos un equipo veterano pero es un equipo bueno. Hicimos un buen entrenamiento y esperamos que ese esfuerzo sea el que nos tenga en buen nivel durante toda la temporada.

Por lo que ha trabajado la directiva, el club tiene la meta de ser campeón ya, ¿cómo tomas este reto de tener que dar resultados inmediatos?

Es una motivación. Debemos de enfocarnos a un juego a la vez. Yo le digo a los jugadores que no vamos a ganar todos los días sino que debemos de enfocarnos a ganar consistentemente, sin tomarte el juego de manera personal. Así es como se debe manejar tanto triunfos como derrotas.

Todo manager agradece llegar a un equipo armado para ganar, ¿cómo ves tu rotación abridora con Josh Lowey, Mauricio Lara, Orlando Lara, Héctor Galván y Henry García?

Nuestra rotación es muy buena, que tuvo buenas actuaciones en la pretemporada. Si nuestros abridores se mantienen en el juego por largo tiempo, tenemos brazos muy sólidos para lanzar la séptima, octava y novena tanda. Estamos emocionados por la rotación abridora que tenemos por lo que hicieron en el pasado, pero aunque eso quedó atrás, sabemos qué es lo que pueden hacer para tratar de repetirlo este año.

Y con los nombres que tienes en el roster, ¿qué tipo de beisbol vas a poder desplegar?

Tenemos poder y velocidad, pero en general tenemos un poco de todo. El estilo de beisbol que me gusta tener es agresivo. Queremos forzar a las defensivas rivales para que cometan errores, ya que contamos con velocidad tanto en los primeros como en los últimos en el orden al bat, y usaremos esa velocidad cuando sea necesaria.