En juego de locura, Venezuela le gana 11-10 a Italia

Los venezolanos remontaron una vez y luego soportaron dos reacciones de los italianos que los empataron, para obtener su primera victoria del Clásico Mundial en 10 entradas

Venezuela vence a Italia en extra innings
Venezuela vence a Italia en extra innings (Mexsport)

Guadalajara

De locura, lleno de emoción, con un poco de todo, así es como Venezuela pudo ganarle a Italia en 10 entradas, y así celebraron su primera victoria en el Clásico Mundial. Con un doblete de Martín Prado, José Altuve llegó al plato con la carrera 11, una anotación que ya no fue alcanzada por unos italianos que dos veces vinieron de atrás para emparejar, y así, ambas novenas se juegan su pase a la segunda ronda este domingo.

Como si estuviera basado en el guión más dramático, así es como lo venezolanos se meten en la pelea. Los italianos lucharon y estuvieron a metros de dejar en el terreno a sus rivales, pero ahora también se jugarán en boleto el domingo contra Puerto Rico.

Fueron siete dolorosas entradas de experiencia el viernes, pero llegó el momento de tranquilidad y el de ganar. Y en cuanto se rompió el maleficio, los venezolanos no dejaron de batear, y como sus bates despertaron, el triunfo llegó. Aunque los bats de los italianos tampoco dejaron de batear.

En pocas palabras el resumen de este juego así fue: Italia ganaba 5-0, Venezuela tomó la ventaja 8-5, los italianos los empataron en la octava, venezolanos se adelantaron 10-8 en la novena pero los alcanzaron. Y ya en la 10, todo se definió.

El conjunto sudamericano fue duramente golpeado el viernes tras ser noqueado por Puerto Rico y llegó con un sentido de urgencia de batear y anotar. Aunque se puso abajo 5-0, reaccionaron y las aguas volvieron a su cauce. Aunque no fue nada sencillo. Pero ya están en la pelea.

¿Qué los italianos no saben batear?

El bateo Italia regresó inspirado al campo. Después de haber anotado cinco carreras a México en la novena tanda, le pegaron a los venezolanos en su primera aparición en el plato. Con dos outs, Francisco Cervelli, venezolano de nacimiento pero italiano por herencia, pegó doblete, y anotó con doble de otro big leaguer, Daniel Descalso. Así, Italia ganaba 1-0 en la primera tanda.

El pitcheo de los europeos aguantó las amenazas que Venezuela montó desde el mismo primer inning. Con buena defensiva o errores en el corrido, los venezolanos entregaron outs que ayudaron a Italia a colgar cuatro ceros seguidos.

Y mientras eso sucedió, el bateo de los azzurri no paró. En la tercera zarandearon al abridor Martín Pérez. Con dos outs le pegaron sencillo, doblete y sencillo para anotar dos veces más. Cervelli y Rob Segedin fueron los que timbraron las carreras dos y tres.

¿Es suficiente? Claro que no. Italia todavía siguió bombardeando cuando pasó a batear en la cuarta, primero Alex Liddi se voló la barda y después Brandon Nimmo hizo lo propio. Sí, Italia vencía 5-0 a Venezuela después de cuatro tandas.

El equipo venezolano entonces rompió su sequía. Tenía 11 entradas consecutivas sin anotar, contando las siete del primer choque y las cuatro del sábado. Pero no hay mal que dure 100 años y finalmente los batazos cayeron seguidos y acabaron con el cero en su pizarra.

Doble de Salvador Pérez y sencillo de Alcides Escobar pusieron el 5-1. Un gran alivio vivieron los fans venezolanos, que vieron cómo después vino sencillo de José Altuve y doble de Martín Prado para sumarle dos rayitas a la vinotinto.

Entonces se descargó todo el poder venezolano. Víctor Martínez dio hit, Odubel Herrera fue golpeado y Alcides Escobar pegó doblete para empatar la pizarra en la sexta entrada. Juego nuevo para el placer de los aficionados.

Y todavía había mucho beisbol

Los venezolanos ya habían despertado y ya no hubo manera de detenerlos. En la séptima dejaron casa llena, pero fue después de haber anotado tres veces. Desfilaron nueve bateadores en esta tanda, siendo Miguel Cabrera con sencillo, Carlos González con doble y Salvador Pérez con rola en la que tiró mal el segunda base, los que mandaron al plato las anotaciones para el 8-5.

Eran tres buenas carreras de ventaja pero rápidamente los locales las recortaron a una. El descontrol del pitcheo de relevo venezolano pusieron en base a los dos primeros del orden al bat y luego, Brandon Nimmo y John Andreoli timbraron con sencillo de Francisco Cervelli. Eso puso el juego 8-7. Aunque la amenaza siguió, no llegó el batazo oportuno y el séptimo rollo finalizó así.

Pero el batazo que no llegó en la séptima, sí apareció en la octava. Y fue de John Andreoli, quien con un sencillo al derecho mandó al plato a Drew Butera, quien se desprendió desde la segunda para llegar al plato con la del empate.

Entonces llegamos a la novena tanda y todo estaba 8-8. Lejos de definirse aunque Venezuela tomó dos grandes carreras de ventaja, ya que los europeos no dejaron de batear y con dos outs empataron otra vez. Y la del triunfo se quedó a menos de un metro del plato, pero Drew Butera fue puesto out por Salvador Pérez, quien salió lesionado en la jugada.

Con este emocionante empate, el choque llegó a 10 tandas, y ahí fue la velocidad de José Altuve la que definió el juego. El pequeño gigante de los venezolanos llegó al home desde primera, tras el doblete de Martín Prado. Esa sí fue inalcanzable ya.

Venezuela vive y este domingo se juega el pase frente a México, en el último juego de la doble cartelera.