A mantenerse en la parte alta

Tras tres años consecutivos clasificándose a la postemporada, los Vaqueros de Laguna buscarán seguir en puestos privilegiados, con el objetivo de avanzar más en la postemporada

Vaqueros Laguna
Vaqueros Laguna (Imago7)

Ciudad de México

Nueva directiva, retoman colores, nombres histórico y buscan pelear la cima. En los últimos tres calendarios han calificado a playoffs, pero se han quedado en la primera ronda. Para este año Vaqueros tiene una nueva directiva que llegó para hacer del conjunto un club protagonista, que sea capaz de pelearle a Tijuana, Monclova o Monterrey, y que no deje que Diablos Rojos, Saltillo o Aguascalientes lo desbanquen.

Esa es la misión, aunque les tomará tiempo lograr la solidez y el equilibrio que se necesita para ello. El primer paso en ese plan fue darle a un jugador histórico el puesto de mánager. Así, Ramón Orantes toma la responsabilidad de dirigirlos. Entonces se dio el acomodo de las piezas, entre los nombres que ya tenían y los que arribaron. En un cambio múltiple, Carlos Mendívil, Kristian Delgado, Marco Quevedo, Jaime Pedroza y Óscar Verdugo llegaron procedentes de Yucatán. También se sumó Édgar Osuna, José Barajas, Misael Valenzuela, Francisco Lugo y José Manuel López.

También aparecen como caras nuevas Anderson Hernández, Welington Dotel y Jeremy Kehrt. Esos refuerzos le dan una nueva cara a Vaqueros, pero hasta no verlos en el terreno de juego, no se sabrá para qué son capaces, no obstante por lo que hizo su mánager cuando fue jugador, la ofensiva será su mejor cara. Aunque curiosamente, el año pasado tuvieron el tercer mejor PCL de la Liga con 3.61. Uno de sus pendientes es pulir la defensiva.

De este punto muchas veces no se habla, pero puede costarle mucho a un equipo, porque la mayoría de los errores se reflejan en la pizarra. Vaqueros registró el tercer peor porcentaje defensivo con su .974, tras cometer 114 pecados en 113 partidos. El resultado es sencillo de conocer: un pecado por juego.