Roberto Osuna: Viviendo el sueño

Con 21 años de edad, el pitcher sinaloense se prepara para jugar su segunda temporada en Grandes Ligas, tras vivir una experiencia en 2015 que superó sus ilusiones

Roberto Osuna
Roberto Osuna (AP)

Dunedin, Florida

Hace un año era un joven de los tantos que aparecen en los campos de entrenamiento de los equipos ligamayoristas, buscando aprender y llamar la atención para tener la oportunidad de en un futuro ser llamado al equipo grande. Hoy tiene un sitio seguro en el roster de 25 peloteros. Ahora el número 54 de los Azulejos ya es familiar, y hasta en ídolo se ha convertido en Toronto.

Su debut en MLB ponchando a Álex Rodríguez el 8 de abril no fue nada, luego le siguieron apariciones como relevo corto, otras de preparador para terminar siendo el cerrador del conjunto. Fueron 20 salvamentos los que acumuló en la temporada regular. Pero aún hubo más, ya que los Azulejos llegaron a playoffs, donde lanzó en siete juegos, con 8.1 entradas de labor, dos carreras admitidas y seis ponches.

"Llegamos muy contentos por el trabajo que hizo el equipo el año pasado y obviamente para mí también lo fue, porque fue una campaña de mucho aprendizaje en todos los sentidos, sobre todo porque pude vivir esta experiencia toda la temporada al estar libre de lesiones", explicó Osuna tras el entrenamiento de los Azulejos.

Hoy, el mexicano se prepara en el campo de entrenamiento para seguir esa historia que todavía la recuerda como si fuera un sueño, uno que va más allá de lo que algún día llegó a tener, porque todo se dio de tal forma que parecía sacado de una historia de fantasía.

-¿Cómo recuerdas tu debut en MLB?

Estaba ansioso por debutar. Cuando llamaron al bullpen y me dijeron que me pusiera a calentar, rápido me levanté. Muchos me preguntan que si sabía que venía Álex Rodríguez a batear, pero la verdad era tal la adrenalina que no me fijé en eso, no sabía. Yo tenía claro en la mente lo que tenía que hacer al llegar a la loma y todo me salió excelente. Fue un momento inexplicable, no hay palabras para decir qué se siente, qué piensas, cómo vives esos minutos luego de tantas cosas que tuviste que pasar para llegar hasta ese punto al que siempre soñaste.

-Luego llegaron los playoffs, donde también participaste, ¿cómo viviste esa etapa?

Nunca pensé que en ese mismo año donde debuté me iba a tocar vivir unos playoffs. Eso fue algo totalmente increíble porque para serte sincero, veía ese sueño muy lejos, era eso, un sueño, un sueño que luego luego se cumplió.

-Tu camino te llevó al inicio por la Liga Mexicana, ¿cómo lo viviste?

Fueron los momentos donde más aprendí porque me tocó pasar de estar relativamente cerca de mi familia, aprendiendo y desarrollándome a llegar a Estados Unidos solo y, entre otras cosas, pasar por una operación Tommy John.

-Tu familia ha estado ligada al beisbol, ¿quién ha sido tu mayor ejemplo y apoyo en todo esto?

El único que siempre ha estado conmigo en todo momento ha sido mi papá. Él jugó profesional y sabía lo que era estar ahí y no solo me dio consejos, sino que siempre me acompañó en todo y más cuando me tocó pasar por esa operación, ya que fue el único que no me dio la espalda.

-Todos los bateadores son ligamayoristas pero, ¿quién es el más difícil al que has enfrentado?

Honestamente todos son igual de difíciles. Aquí te enfrentas a los mejores del mundo, a lo mejor de lo mejor, así que no puedes distinguirlos por categorías. Aquí más bien está en uno el desempeño, ya que a veces entras en altas y bajas de juego y ahí es cuando cualquier bateador te puede hacer daño.

SUS NÚMEROS

  • Juegos lanzados- 68
  • Marca / 1-6
  • Salvamentos- 20
  • CL - 2.58
  • Entradas lanzadas - 69.2
  • Hits admitidos - 48
  • Carreras permitidas - 21
  • Carreras limpias - 20
  • HR admitidos - 7
  • Bases por bolas - 16
  • Ponches - 75