Unos Toros renovados

Tras haber heredado casi todo el roster de Minatitlán en 2013, Tijuana armó un equipo más sólido para ser contendiente en la campaña próxima a iniciar

Renovados
Renovados (FB Toros de Tijuana )

Ciudad de México

Mismo nombre, rostro muy diferente. Empieza la nueva época de los Toros de Tijuana y se verá a un equipo muy distinto al que regresó a la Liga Mexicana la temporada anterior, y eso lo pone en el mapa de los contendientes.

Tras anunciar en febrero del año pasado que el empresario Alberto Uribe había comprado la franquicia de los Petroleros de Minatitlán para llevársela a Tijuana, el club heredó el roster de un equipo que tenía dos temporadas de ser el último lugar de la Zona Sur con una marca combinada de 77-144.

La nueva escuadra tuvo semanas para remozar al equipo que regresaría el beisbol a Tijuana tras cinco años de ausencia.


A José Contreras, Walter Silva, Ramón Ortiz, Eduardo Arredondo y Miguel Olivo, se unen este año nombres como Fernando Valenzuela, Óscar Robles, Serafín Rodríguez, Luis Mauricio Suárez, Adán Muñoz y Mario Mendoza, elementos que serán utilizados al máximo por el nuevo mánager, Eddie Díaz.

113 el número de hits que conectó en 2014 el toletero Eduardo Arredondo, fue el líder del equipo y este 2015 necesitan más de él.

"Me han dicho, en tono de broma que tenemos un asilo, pero lo que tenemos es experiencia y estoy seguro de que todos van a batear y vamos a competir", explicó Díaz.

"Tenemos en la mente competir por el primer lugar de la zona para llegar a los playoffs en la mejor posición posible, para aumentar nuestras posibilidades de luchar por el campeonato", añadió.


La temporada anterior, el club tuvo buenos resultados, sobre todo en el pitcheo. El cubano ex ligamayorista José Contreras fue el estandarte de un cuerpo de lanzadores que compiló el sexto mejor promedio de carreras limpias de la LMB con un 4.47, fueron los reyes del ponche con 756 chocolates.

Uno de los problemas que deben eliminar es quién viene atrás de Contreras como abridor, ya que mientras el cubano logró 10 victorias, Ramón Ortiz le siguió con siete y Walter Silva con seis, aunque con 12 derrotas.

"Me gusta el pitcheo que tengo y sé que tenemos para hacer buenas cosas. La filosofía será tirar strikes, y tras la pretemporada que tuvimos en Tucson, Arizona, se ve sólido y con el entrenamiento suficiente en los fundamentos para hacer un buen trabajo", especificó el manejador.


A la ofensiva es en donde los Toros tienen más piezas para embestir, luego que sufrieron para armar un line up sólido.

El porcentaje de bateo de .280 que los llevó hasta el lugar 12 del circuito y con el que terminaron el año pasado, se quedará corto, y más porque aprovecharán las bondades de los parques de la Zona Norte, incluido el suyo, donde jugarán 89 duelos este año.


"Siempre le he dicho a los directivos 'dame los limones que sean y yo intentaré hacer limonada con ellos'. Tenemos un roster con diversas características y con ellos vamos a dar un buen espectáculo", continuó Díaz, quien no ha querido anunciar su line up para el juego inaugural frente a los Diablos Rojos. Además de renovar su plantilla, el club le dio un toque distinto a su preparación al realizar su pretemporada en Tucson, donde tuvieron 14 juegos de práctica frente a equipos de Liga Mexicana y los conjuntos de Ligas Menores de Cachorros de Chicago y Rangers de Texas.


El balance final en estos juegos fue de seis ganados, cinco perdidos y tres empatados, y la novena regresó a Tijuana para este martes jugar su último choque de entrenamiento en su estadio Gasmart.