El infierno toma forma

A 50 días de que se inaugure ahí la temporada 2015, al parque Fray Nano ya le han colocado butacas en la tribuna principal y ya trabajan en el pasto y el infield

Ciudad de México

En 50 días esas butacas rojas que ya fueron colocadas en la tribuna principal estarán copadas por a­ficionados que serán ­eles testigos de cómo los Diablos Rojos iniciarán la defensa del título de LMB, en su nuevo infi­erno, el renovado parque Fray Nano.

Mientras, el terreno de juego ya está recibiendo el tratamiento adecuado para que el próximo 3 de abril se inaugure ahí la temporada 2015 de la Liga Mexicana de Beisbol.

Después de haber iniciado en diciembre los trabajos de remodelación del inmueble ubicado en la colonia Jardín Balbuena, el proyecto actualmente presenta un avance notable en la tribuna principal, a la cual ya se le colocaron todas las butacas (unas 3 mil), mientras que ya se tienen los espacios construidos en el cuál se ubicarán los 300 asientos de las plateas. En lo que respecta a la tribuna de general (ubicada por la raya del jardín izquierdo), ya está siendo levantada.

A diferencia de lo que sucedía en el Foro Sol, todos los lugares del inmueble contarán con butaca, con lo que se mantiene la venta de los abonos para tener asegurado un sitio para todos los encuentros de la temporada regular y en playoffs (excepto la Serie Final).

"Una de las diferencias principales con el Foro Sol es que todos los lugares van a ser numerados, así que estamos con la venta de abonos. Queremos darle tiempo a la a­fición para que pueda planifi­car la compra de abonos y asegurar su presencia en el estadio, ya que ahora el aforo del inmueble es limitado y las cosas se van a tener que manejar distinto", explicó Jorge Alum, presidente ejecutivo adjunto de los Diablos.

Otro de los avances notables en el parque es la colocación del techo que estará en la tribuna principal, mismo que ya cuenta con todas sus columnas levantadas.

A diferencia de lo que vivió en el Foro Sol desde 2000 hasta 2014, en la próxima campaña los Diablos jugarán en un parque de pasto natural, y aunque estaba en buenas condiciones, el equipo de mantenimiento del equipo, encabezado por Martín Vidal, ya realiza trabajos de tratamiento de la grama, así como el acondicionamiento del infi­eld.

La directiva escarlata espera que el parque esté listo a mediados de marzo, pues se tienen programados algunos partidos de práctica para la pronta adaptación de peloteros y aficionados a sus nuevas instalaciones.

"Queremos que los muchachos se adapten al tipo de terreno, ya que vamos a pasar del pasto sintético del Foro Sol que era demasiado duro y la bola era muy rápida a un estadio con pasto natural, eso va a hacer muy diferente el tipo de juego que vamos a aplicar", explicó Roberto Castellón, gerente deportivo.

A las afueras del estadio se sigue trabajando en todas las áreas públicas, como la explanada, zona de comidas, locales comerciales, baños, escaleras, tienda de souvenirs, así como en otras zonas del inmueble, como bodegas, cisternas y tanque elevado.

Las fechas de los juegos de pretemporada y la vía para adquirir boletos para esos duelos con Pericos de Puebla y Guerreros de Oaxaca aún no están de­finidas.