Que venga el que sea: Kike Hernández

Tras vencer a Italia y avanzar a la segunda ronda del Clásico Mundial, los boricuas ya tienen en la mira a su próximo rival: República Dominicana

Kike Hernández jardinero central de Puerto Rico
Kike Hernández jardinero central de Puerto Rico (Mexsport)

Guadalajara

Puerto Rico barrió con el Grupo D del Clásico Mundial y ya piensa en la segunda ronda en Petco Park, en San Diego, California. 

Los boricuas vencieron sin problemas a Venezuela, México e Italia y ahora toda su energía se enfoca al enfrentamiento del martes ante República Dominicana. 
Kike Hernández, jardinero central de Puerto Rico, señaló que los dominicanos son el rival a vencer por su calidad de actuales campeones, sin embargo, no se confiará por ningún motivo a pesar del gran beisbol que demostraron en el estadio Charros. 

"Esto es el Clásico, aquí no hay enemigo pequeño y nosotros tratamos todos los juegos de igual manera, no importa si viene Dominicana, Venezuela, México, la meta es ganar el juego, no importa quién esté ahí, nosotros sabemos que Dominicana obviamente puede que sea el equipo a ganar, ya que ganaron el Clásico pasado y entiendo que ganaron los tres juegos en Miami, pero nosotros también, y nosotros estamos jugando, no creo que podamos estar jugando mejor pelota ahora mismo, así que estamos listos para el que venga, y pase lo que pase en el juego de esta noche (Méx-Ven), el equipo que pase con nosotros a San Diego será un equipazo, los cuatro equipos irán a matarse ahí, y no hay enemigo pequeño, no creo que ningún juego sea fácil".

El outfielder afirmó que desde que llegaron a Guadalajara estaban confiados en pasar sobre sus tres rivales.
"Estamos emocionados de haber pasado de la primera ronda. Obviamente, nosotros como confiados y orgullosos que somos, vinimos aquí a ganar todos los juegos y no teníamos duda de que podíamos ganarlos todos".

Hernández mencionó que una de las grandes cualidades que tiene el roster boricua es la unión qué hay en el grupo, misma que se ha reflejado en situaciones extracancha como la de pintarse de rubio el pelo. 

"Como buenos puertorriqueños que somos nos encanta el bacilón y nos encanta pasarla bien, pero han sido cuatro años que esperamos por esto, la última vez los muchachos se quedaron cortos, y desde que se acabó el último Clásico, hasta que empezó este, eso era una ansiedad de que empezara este ya, porque nosotros venimos con hambre y tenemos el deseo de ganar y llevar ese honor a Puerto Rico y entonces, tratar de tener buena dinámica, de jugar en equipo, de llevarnos todos bien, porque si no haces el trabajo, tenemos confianza que el que viene detrás de ti va a hacer el trabajo, porque tenemos un equipazo y nos llevamos muy bien todo el mundo y estamos, tenemos confianza de que si nosotros no hacemos el trabajo, el que viene atrás lo va a hacer, así que no tenemos presión ninguna. Italia tira besos, no sé si el equipo de México hace algo, pero Dominicana tiene su perreo también, nos pintamos el pelo amarillo, entendíamos que eso teníamos que hacer, somos los rubios".