Joven propone matrimonio y pierde el anillo en Yankee Stadium

Una historia tragicómica en la casa del equipo MLB de beisbol que debe ser contada; ¿se consumó la propuesta? ¿apareció la joya?

NUEVA YORK, Estados Unidos

Un joven de 29 años tenía el anillo de compromiso, la novia perfecta y una noche preciosa en el Yankee Stadiun, donde una cámara enfocó a la feliz pareja para captar el momento y mostrarlo en la pantalla gigante.

Pero, por un momento, al joven todo se le escapó de las manos... literalmente.

El residente de New Castle, Pennsylvania, sacó el anillo de su bolsillo y puso una rodilla en tierra, frente a su novia Heather Terwilliger, de 29 años, a fin de proponerle matrimonio durante la quinta entrada del juego contra los Boston Red Sox, pero jamás contó con que el anillo se le cayera en la sección 228 del segundo piso del parque.

La multitud emitió un gemido de decepción, al que siguió una risa colectiva. Fox y Terwilliger comenzaron a buscar el preciado anillo. Entre cada lanzamiento del juego, la cadena YES de los Yanquis transmitía los esfuerzos de los dos jóvenes por encontrar la joya.

Pero la búsqueda se prolongó durante cinco minutos de tensión. Fox comenzó a llorar, temiendo que el anillo no reapareciera. Otros espectadores se unieron a la misión de encontrarlo, hurgando en el piso, debajo de los asientos e incluso dentro de las bolsas de palomitas de maíz.

"Abrí la caja del anillo, me arrodillé y, en cuanto la abrí, se cayó y no pude encontrarlo durante una eternidad", relató Fox.

De pronto, Terwilliger miró hacia abajo y vio que algo brillaba cerca del dobladillo de sus pantalones.

"Todos ayudaban a encontrarlo y, al final, estaba en la manga de sus pantalones, hasta abajo", dijo Fox.

El joven llevó a Terwilliger al juego como un regalo tardío por su cumpleaños, celebrado el 21 de septiembre. Fox portaba un jersey del panameño Mariano Rivera y Terwilliger uno de Derek Jeter.

La pareja, que comenzó a salir el 1 de febrero, tenía previsto visitar Times Square después del juego. Terwilliger nunca había visto esa plaza de noche.

Paul Olden, locutor del Yankee Stadium, informó al público que el anillo había aparecido. Una foto de la pareja se mostró en la pantalla durante la pausa del séptimo inning, y a ambos se les nombró como "los fanáticos del juego".

"Estoy conmocionada, pero todavía enamorada", dijo Terwilliger.