Piratas le pega a Diablos Rojos 7-5 y se lleva la serie

Con dos carreras en la décima tanda, los Piratas rompieron el empate y se van de la capital con la serie en la bolsa


Ciudad de México

Hubo amenazas previas, incluso se pusieron a tres outs del triunfo en la novena, pero fue hasta la décima tanda que trasformaron las carreras de la ventaja en las del triunfo y así fue como los Piratas de Campeche vencieron 7-5 a los Diablos Rojos.

Luego de que en la novena tanda se alejaron 5-3, estaban a tres outs de concretar la victoria, pero los pingos reaccionaron y no los dejaron festejar. Aunque los visitantes no se dejaron y respondieron con otras dos anotaciones en la tanda 10, que ahora sí fueron definitivas.

Yosmani Guerra fue el que se encargó de hacer la diferencia cuando pegó un sencillo con el que entraron esas dos rayitas que se transformaron en la victoria 34 de los campechanos.

 

Duelo muy activo de volteretas

Campeche atacó tan rápido como se puede y con los dos primeros bateadores timbró la carrera de la quiniela. Engel Beltré y Yosmani Guerra recibieron al abridor Efrén Delgado con doblete y sencillo para romper el cero. Una tanda después fue un sencillo de Paul León el que envió al pentágono a Fernando Flores, quien se embasó con doblete y llegó a tercera con infieldhit. Así los filibusteros se adelantaron 2-0.

Los pingos llegarían a la fiesta cuando Eliezer Alfonso rompió la racha de seis retirados del abridor campechano con doblete para iniciar la tercera entrada. Un sencillo de Hans Wilson lo puso en la antesala y con un error de la defensiva alcanzó el plato.

Los locales se movieron del 2-1 abajo al 3-2 arriba en la cuarta, cuando armaron un ataque que hizo dos. Con un out, Emmanuel Ávila arrancó con doble, Alfonzo lo llevó a la antesala con sencillo y Juan Carlos Gamboa se encargó de emparejar las cosas con otro indiscutible. Hans Wilson puso al frente a los rojos con elevado de sacrificio al izquierdo.

Delgado logró colgar su tercer cero al hilo en la quinta, luego de que solo permitió dos hits en ese lapso. Pero la puerta se les volvió a abrir a los Piratas en la sexta, con algo de ayuda de la defensiva. José Amador pegó línea corta a la pradera central a la cual no llegó José Figueroa, provocando que el bateador llegara hasta la tercera porque la esférica se escurrió hasta al fondo del parque. Dave Sappelt cumplió con el cometido de poner la bola en juego con un elevado al izquierdo, con el que fácilmente Amador oprimió el home con el 3-3.

En el séptimo capítulo los campechanos plantaron una amenaza al tener hombres en posición de anotar con un out, momento en el que se acabó la labor del abridor y se le pasó la responsabilidad al relevo. Y Winston Abreu cumplió al acabar con el rollo sin que hubiera daño.

 Engel Beltré respondió con un sencillo productor al derecho cuando Jesús Arredondo estaba en segunda y luego CJ Retherford elevó con el propio Beltré en la antesala y así se dieron las dos carreras con las que la novena filibustera regresa a casa con dos victorias de la capital. Aunque fue con un susto de por medio.

Diablos embasó a los dos primeros de la baja de la novena y los tuvo en posición de anotar con toque de Hans Wilson, y llegó Iván Terrazas de emergente con un sencillo productor de dos para empatar el duelo y mandarlo a entradas extras, donde los visitantes tuvieron el poder.