El pasado los motivará

Los Cardenales de San Luis van a tomar su fracaso en el "Clásico de Otoño" como trampolín para ahora sí, quedarse con el título de las Grandes Ligas.

Yadier Molina encabeza al grupo en la práctica
Yadier Molina encabeza al grupo en la práctica (AP)

Jupiter, Florida

En lugar de olvidarse de la derrota que sufrieron el año pasado en la Serie Mundial, el mánager de los Cardenales de San Luis, Mike Matheny, quiere que su equipo construya a partir de ese doloroso revés.

Matheny explicó que su conjunto puede canalizar la decepción que experimentaron en una caída en seis juegos ante Boston y transformarlo en un incentivo para trabajar más duro esta campaña.

"Usarlo como una razón para seguir adelante, creo que es una muy valiosa herramienta", detalló. "Tenemos que usar el pasado como uno de nuestros más grandes maestros".

El manejador habló con todo el equipo ayer, antes de que sostuvieran su primer entrenamiento con el escuadrón completo. Al comienzo de esta primavera, Matheny platicó con el cátcher Yadier Molina y el tercera base Matt Carpenter acerca de su habilidad para repetir su actuación del año pasado, que está consignada como la mejor de sus carreras.

Ambos, explicó, le dijeron que podrían incluso mejorar.

"Realmente, es la mentalidad que necesitamos tener como club", aderezó. "Es la mentalidad que necesitamos individualmente, que apreciemos que lo logrado hace un año cuando fuimos buenos, no es lo máximo que podemos conseguir".

Los Cardenales ganaron la División Central de la Liga Nacional con marca de 97-65, vinieron de atrás en la Serie Divisional para superar a Pittsburgh, luego derrotaron a los Dodgers en la Serie de Campeonato de la Nacional.

"Tenemos muchas expectativas en nosotros, pero eso no tiene importancia", le dijo al club. "Las expectativas que tenemos de nosotros serán más altas que las que otros jamás han puesto sobre nuestro equipo".

Y aunque casi todos los engranes claves del pasado ciclo regresaron para el Spring Training, Matheny no lo toma como garantía de que en 2014 los Cardenales gozarán de la misma química.

"La forma en que este grupo se desenvolvió el año pasado no se traslada por automático a éste", expresó. "Creo que es algo de lo que tenemos que tener mucho cuidado en pensar, que solo porque tuvimos gran química o gran atmósfera eso será algo que pasará (otra vez)".

Los pitchers Michael Wacha y Shelby Miller pueden seguir el liderazgo del as Adam Wainwright. El jardinero Matt Holliday y Molina pusieron el ejemplo para jugadores como el segunda base Kolten Wong y el primera Matt Adams.

Los veteranos disfrutan su rol de líderes. "Es algo en que tenemos un gran orgullo, en pasar la antorcha al siguiente grupo", dijo Wainwright.

A Matheny le gusta esa actitud. "Si intentas construir esa cultura desde cero, tienes mucho trabajo por hacer y a muchos que convencer", apuntó. "El talento allí está. El talento es potencial".