Juego LMB empata récord de 23 entradas

Olmecas de Tabasco y Rojos del Águila de Veracruz igualaron la marca histórica de 23 rollos en un juego de la Liga Mexicana de Beisbol

Histórico juego en LMB
Histórico juego en LMB (La Afición )

Villahermosa, Tabasco

Veracruz y Tabasco protagonizaron una noche histórica, que comenzó el martes 17 de y finalizó en la madrugada de este miércoles 18 de mayo, al igualar la marca de mayor número de entradas en la Liga Mexicana de Beisbol, juego que se extendió a 23 episodios, con victoria para Olmecas por pizarra de 6-5.

El juego duró siete horas y 34 minutos.

La carrera del triunfo fue impulsada por Uriak Márquez, quien atizó incogible al izquierdo para colocar en la goma a Adrián Gutiérrez, donde ganó Ángel Araiza, en una sobresaliente labor de relevo en seis entradas, mientras que el relevista Misael Núñez se anotó el descalabro.

JUEGO DE MÁS LARGA DURACIÓN EN ENTRADAS JUGADAS

El cotejo en Villahermosa empató los 23 capítulos que los Rieleros de Aguascalientes jugaron en casa de los Cafeteros de Córdoba el 28 de abril de 1977, resultado que favoreció a los hidrocálidos por pizarra de 6-2.

Además, se emparejaron los 23 innings que necesitaron los Diablos Rojos del México para vencer 2-1 a los Rojos del Águila de Veracruz, el 30 de junio de 2001, en el puerto jarocho.

Cabe señalar que en el juego entre Tabasco y Veracruz se utilizaron 19 lanzadores (la marca de más pitchers utilizados en un juego es de 17), pero este récord sólo contempla encuentros de nueve entradas en los registros del Quién es Quién.