Nicaragua viene de atrás y vence a Alemania 5-4

Arrancó el Clasificatorio hacia el Clásico Mundial y la novena centroamericana dejó en el terreno a la europea en 10 entradas y ahora enfrentará al ganador del choque República Checa-México

Nicaragua sorprendió a Alemania
Nicaragua sorprendió a Alemania (Cortesía)

Mexicali

Los alemanes mostraron que saben anotar carreras pero en lo que tienen que trabajar todavía es en saber conservar las ventajas. Dos ocasiones estuvieron a un paso de lograr el triunfo en su debut en el Torneo Clasificatorio al Clásico Mundial pero nunca llegó. Nicaragua les anotó una vez en la novena baja para empatar y dos en la décima para ganarles y mandarlos a un duelo donde una derrota sería su eliminación.

Un golpe de tres carreras en el sexto inning y una rayita en la décima tanda parecía servirle a Alemania para vencer a Nicaragua, pero un doblete de Alex Blandino en el callejón central-derecho con hombres en primera y segunda se transformó en el batazo de su primer triunfo en un Clasificatorio hacia el Clásico Mundial.

Los alemanes estaban arriba 3-2 al llegar a la novena tanda, tenían dos rivales en base aunque con dos outs en la pizarra. Pero el festejo tuvo que ponerse en pausa porque Elmer Reyes pegó imparable al izquierdo con el que los nicaragüenses emparejaron los cartones. En esa misma jugada Reyes fue puesto out en segunda para concluir con los nueve innings reglamentarios y enviar el choque a extrainnings.

Los alemanes se negaron a dejar ir el triunfo y en la décima tanda arreglaron las cosas y no dejaron que se les fuera de las manos. Un pasaporte a Donald Lutz y doblete de Ludwig Glaser llevaron al plato la del despegue. Su pitcheo mandó al cuarto brazo de relevo (el cubano Enorbel Márquez) y su misión era colgar el cero, pero llegó ese estacazo de Blandino con las dos carreras que los dejaron en el terreno.

Los nicaragüenses mostraron que tienen mejor béisbol y en la segunda entrada le pegó al abridor alemán, Markus Solbach. Esas dos anotaciones parecían ser un aviso de lo que iban a seguir haciendo, pero Solbach detuvó ahí la amenaza, contuvo a sus rivales y colgó cuatro ceros más.

Entonces al relevo llegó Luke Sommer y Martin Dewald, quienes mantuvieron el hermético pitcheo que los centroamericanos no pudieron descifrar. En la octava pusieron corredor en segunda pero ahí se quedó. La mala noticia para ellos es que en la novena Maurice Wilhelm no pudo colgar el último cero del día y a él le empataron el juego.

A la par, su ofensiva pudo aportar en un momento de descuido. Llegaron a la sexta tanda abajo 2-0 y cuatro imparables todo frente al abridor Gustavo Martínez, pero en ese capítulo tuvieron a un lanzador diferente, el primer relevista nicaraguense, Samuel Estrada. Tras un out llegó el descontrol con dos pasaportes como consecuencia, y un jonrón después, ya perdían 3-2. Bruce Maxwell despedazó un pitcheo que terminó detrás de la barda del jardín central.

Todavía en la novena los alemanes amenazaron pero los centroamericanos se defendieron para evitar que timbraran de nuevo. Sabiéndose con un pie en el abismo, los nicaragüenses pasaron a batear en su última oportunidad y recibieron un tanque de oxígeno.

Los nicaragüenses terminaron con cinco carreras y 10 hits, mientras los perdedores cerraron la jornada con 11 indiscutibles y cuatro anotaciones. El pitcher ganador fue Carlos González y el perdedor Márquez.

Nicaragua jugará este viernes contra el ganador del duelo nocturno de esta jornada, entre República Checa y México, mientras Alemania irá contra el perdedor, en un duelo donde el que caiga será eliminado del torneo.