Moneyball, de un libro a la realidad

Theo Epstein, el manager de los Cachorros de Chicago, es el nuevo rostro del diamante de la MLB

Cachorros de Chicago y Medias Rojas de Boston
Cachorros de Chicago y Medias Rojas de Boston (Reuters)

Ciudad de México

Theo Epstein es el manager estrella del beisbol estadunidense y como gerente deportivo de Medias Rojas de Boston y los Cachorros de Chicago, logró erradicar las dos maldiciones más emblemáticas de las Grandes Ligas.

Él es el nuevo rostro del ‘Rey de los Deportes’, graduado de la Universidad de Yale, con 42 años y un poco más de 15 años en el mundo del ‘bateo’ se ha preparado día con día para ganar el último juego de la temporada y este año lo logró con los Cachorros de Chicago.

Epstein, llegó a las ligas mayores con tan solo 28 años de edad, pero no era cualquier novato, tenía muy buenas credenciales y tuvo el asesoramiento de Bill James.

Todo comenzó en el 2004 cuando tomó las riendas de los Medias Rojas de Boston, Epstein, junto con su fiel escudero Larry Lucchin, se encargaron de terminar con la maldición del ‘bambino’ y ponerle fin a la sequía de títulos que arrastraban desde 1918.

Este 2016, ahora como gerente general de los Cachorros de Chicago, (franquicia que no llegaba a las instancias finales desde 1945), fue su intento más reciente para acabar con la maldición de la ‘Cabra’, que llevaba 107 años sin ser campeón. Hasta este año, era la malaria más larga en el deporte de los Estados Unidos -y decían que no había mal que dure cien años-.

¿Pero en que radica su éxito?

En los años 80, todos los equipos tenían su sistema de reclutamiento simple, que se basaba es su visión y en cinco principales características: rapidez, fuerza, talento, habilidad mental y velocidad, así lo describía Michael Lewis en su libro Moneyball; el arte de ganar en un juego desleal.

Fue el punto de partida. A inicios de este siglo ya se empezaba utilizar un análisis de estadísticas, los porcentajes aplicados a la posición de un jugador de beisbol y todo ello con un enorme soporte de la informática, la cual se basaba en estadísticas como carreras, strikes, bolas, home run, etcétera.

Billy Beane, gerente de los Atléticos de Oakland, (equipo que presumía ser la tercer nomina más baja de las mayores en el 2002), fue capaz de competir contra nominas que triplicaban su presupuesto con su minucioso método.

Billy desafío al dinero y a las inversiones innecesarias al lograr la impresionante marca de 20 juegos ganados de forma consecutiva. Aunque cabe mencionar que la marca de todos los tiempos la tienen los actuales campeones, los Cachorros de Chicago de 1935 con 21 triunfos consecutivos.

El mismo concepto fue utilizado por Theo Epstein, pero con cierta diferencia al momento de utilizar el análisis estadístico para formar sus equipos, ya que se debe gastar de una manera inteligente y adecuada para asegurar resultados.

A pesar de que la mayoría de las franquicias han estado apostando por este nuevo método, todavía se ve lejana la posibilidad del que el equipo con el presupuesto más bajo de las mayores gane la Serie Mundial, prueba de ello es que la nómina los últimos campeones estaba por debajo Top Ten, solo los Cardenales de San Luis del 2011 y los Reales de Kansas City en el 2015, lograron el campeonato con un equipo austero.