Pericos busca despertar en casa

Aunque tuvo un mejor desempeño a la ofensiva en el Juego 2 volvieron a perder, aun así, el equipo poblano apuesta a que su ofensiva bateará en los momentos oportunos en Puebla para meterse en pelea en la Serie del Rey

Pericos quiere hacerse fuerte en casa en la Serie del Rey
Pericos quiere hacerse fuerte en casa en la Serie del Rey (Twitter: LMB)

Tijuana

En el segundo juego su ofensiva mostró más vida, un ritmo más cercano al habitual y mejores turnos, los batazos pudieron hacer más daño pero la defensiva rival encontró la manera de evitar que se tradujeran en más carreras. Eso tiene tranquilos a los Pericos, que saben que su desempeño cambió.

"Jugamos diferente pero el resultado no fue el que buscábamos", dijo Tim Johnson, manager de los Pericos. "Vimos turnos al bat distintos, le dimos bien a la pelota, salieron muy buenos batazos pero ellos jugaron gran defensiva y eso detuvo las amenazas que buscábamos armar".

Los números dejan claro que sí hubo un cambio del Juego 1 al 2, pero también se puede ver al repasar algunos momentos.

En el choque uno solo pegaron cinco hits y dos fueron en el quinto y dos en el sexto inning, tramitando solamente dos bases por bolas, con lo que el conjunto poblano solo tuvo a siete corredores en los senderos en todo el juego. Un número limitado pensando en buscar ganar un duelo, más allá de las ocho carreras que les hicieron gracias al rally de seis en el sexto rollo.

El equipo venía de cuatro días sin jugar y, aunque practicaron sábado y domingo, el descanso parece que sí cortó algo de su ritmo ofensivo para el duelo inicial. Tras haber tenido ese primer choque, se vio que llegaron al segundo con un timing más cercano al normal. 

En números se vio que hubo un cambio e igual en el desarrollo del juego. Pericos pegó 10 hits (cuatro extrabases) y negoció un pasaporte, con lo que tuvieron a 11 corredores en base. El problema vino al no concretar esos ataques con hits, yéndose de 7-2 con corredores en posición de anotar, en parte también provocado por grandes jugadas defensivas.

"Como se dice, parecía que sabían a dónde iban a ir los batazos porque algunos salieron a las manos o en la zona donde estaban y eso nos cortó buenas opciones. Vamos a la casa donde jugamos más a gusto y ahí vamos a buscar que las cosas cambien y que podamos conjuntar todo en un mismo juego", sentenció el manejador.