Lo difícil de mantenerse en la LMB

Encabezar alguna estadística en la Liga Mexicana de Beisbol durante dos campañas es un reto, porque influyen diversos factores

Josh Lowey, abridor de los Acereros de Monclova
Josh Lowey, abridor de los Acereros de Monclova (Cortesía Liga Mexicana )

Ciudad de México

Calidad la tienen y aparecen en los diamantes para aportar, pero repetir entre los mejores de un año a otro es una misión complicada.

Algunos pueden decir que fue un golpe de suerte haber tenido un año sólido, pero son otros factores los que se presentan para que a pesar de estar entre los líderes de algunas estadísticas de la Liga Mexicana de Beisbol un año, al siguiente las cosas no funcionan de manera similar.

Lesionarse es un factor que puede aparecer en cualquier momento y cambia todo, y eso nadie lo puede controlar, pero también los rivales aprendieron mucho de lo que el jugador es capaz de hacer y lo enfrentan de forma de distinta.

Se ganó el respeto y eso significa que hay más análisis de videos y consejos de los coaches para hacerle frente, conocen sus fortalezas, pero también sus debilidades y es ahí donde trabajan.

Otra situación que cambia los números que se plasman en las estadísticas son los compañeros que tienen para cada temporada.

El contar ahora con jugadores distintos en el orden al bat cambia la forma en que los pitchers trabajan, y eso puede reducir la cantidad de hits para que el porcentaje de bateo sea alto, o hace que aunque el abridor tenga salidas de calidad no cuente con el mismo apoyo de su ofensiva y eso no se traduzca en triunfos.

"No me lo pongo en mente, pero me gustaría (repetir como champion bat)", explicó semanas atrás César Tapia, quien ganó el título de bateo en 2016.

"Es algo que hay que trabajarlo y lo primero es mantenerse sano, físicamente bien todo el año, nunca se sabe lo que pueda pasar y no descarto que tenga la posibilidad de hacerlo, mi mentalidad es ayudar al equipo y eso te da como resultados cosas buenas".

El cañonero se mantuvo con los Pericos del Puebla, pero tiene compañeros nuevos a su alrededor en el orden al bat, ha tenido que adaptarse a la nueva forma en la que le lanzan los pitchers contrarios, y después de un arranque irregular, ha mejorado su desempeño y ha escalado a un .347 de porcentaje de bateo, aunque no le alcanza para meterse al Top 5.

Al hacer la comparación de los que terminaron entre los mejores cinco de las estadísticas más buscadas y los que están ahora, solo encontramos a cuatro peloteros que repiten en este inicio de 2017: Yoanner Negrín, Josh Lowey, Alex Liddi y Ricky Álvarez.

A la temporada aún le restan muchas páginas por pasar para dar por concluida la actividad, pero para aspirar a los sitios de arriba es importante presentar una continuidad y no alejarse demasiado, porque eso los dejaría fuera del alcance conforme se ponen más taches a los cuadros del calendario.