La molestia no se ha ido para Luis Alfonso García

El bateador de los Diablos llegó para reforzar un lineup que busca poder, pero un golpe en la mano lo ha limitado

Luis Alfonso García, bateador de los Diablos Rojos del México
Luis Alfonso García, bateador de los Diablos Rojos del México (Tomada de Diablos Rojos)

Ciudad de México

Llegó como un bat con el poder para aportar hits y carreras producidas. Ya lo había hecho durante ocho temporadas con los Sultanes y, en la medida de lo posible, hizo lo propio en Yucatán y en la Zona Sur. Luis Alfonso García llegó junto con Jorge Vázquez, como dos bateadores que podían darle la dinamita que buscaban.

Para nadie es un secreto que Diablos ha extrañado el poder que Japhet Amador les dio por seis temporadas, al ser su cuarto bat. En 2015 le llegó la oportunidad de irse a jugar a Japón y no la desaprovechó. Eso dejó un hueco en el orden al bat colorado, por lo que esta temporada el equipo apostó a que García y Vázquez les podrían dar esos números. García se preparaba para jugar su tercer calendario con los Leones de Yucatán cuando supo del movimiento a los capitalinos. El 18 de marzo se hizo oficial que Luis arribaba a cambio de Leo Heras.

Entonces llegó el día del debut, el viernes 31 de marzo, en el Fray Nano contra los Acereros de Monclova. Y fue ahí donde el beisbol realizó una extraña jugada.

Diablos tomaba su primer turno al bat del juego y al segundo pitcheo, Carlos Figueroa dio un batazo de foul directo a la caseta colorada, ahí estaba Luis Alfonso, quien detuvo la pelota con la mano, ya que le iba directo al cuerpo.

"Son cosas que pasan. Estaba en el dugout cuando me salió un batazo directo al cuerpo, intenté quitármelo, pero no pude y me pegó de lleno en la mano, porque venía directo a mí y pudo ser de mayores consecuencias", explicó García.

Se le revisó la mano y entró al campo a la defensiva, pero no estaba a gusto con su mano derecha y el mánager del equipo, Miguel Ojeda, lo sacó del juego. Se fue a hacer unos estudios donde no se detectó fractura ni fi sura, por lo que por medio de la rehabilitación se buscaría recuperarlo.

"He estado trabajando en la rehabilitación porque fue un golpe muy doloroso aunque no hubo algo grave, aun así, me han tenido que infiltrar para agilizar la recuperación", continuó el pelotero.

En cuanto disminuyó la inflamación en la mano, lo que le permitió agarrar bien el bat, volvió al lineup titular. Así, el 11 de abril estuvo en el orden al bat contra Yucatán, y en su primer turno como diablo, pegó un grand slam. Así debutó a la ofensiva, en una semana que cerró produciendo la del triunfo con un fly de sacrificio frente a los Tigres.

"Me sentí bien, fue una gran forma de llegar al equipo, y más un equipo así, y eso pesa, pero estoy preparado y me han dado la oportunidad. Me dijeron el rol que iba a tener y eso se ha refl ejado en el trabajo dentro del terreno de juego", precisó García.

Pero como suele suceder con los peloteros profesionales, siguió jugando con dolor, ya que la mano no estaba del todo sana. Luis tuvo continuidad en el lineup, pero después de tres juegos en los que se fue en blanco la semana anterior, con un acumulado de 9-0, llegó el momento de hacerse otro estudio. Este lunes el pelotero se lo realizó y espera la valoración médica para conocer si hay otro tipo de lesión.

Mientras tanto, viajó con el resto del equipo a Tijuana, donde este martes inician serie frente a los Toros, estando disponible si es requerido o hasta donde la mano le permita.

"Estoy concentrado en hacer mi trabajo, en estar preparado para responder, tanto en la defensiva como en el bateo. Hay una responsabilidad grande ya que somos puros mexicanos y tenemos el compromiso de demostrar que así se puede llegar lejos, con mexicanos y jóvenes", dijo para terminar.

"No es una tarea fácil, pero hemos demostrado carácter y responsabilidad, y nos tenemos que ir ajustando a las circunstancias que se vayan dando, a los rivales que vayamos enfrentado".

Así como el equipo se ha ido ajustando a las circunstancias que ha enfrentado en este arranque de temporada, es lo que ha hecho García, quien suma 13 imparables en 16 duelos, con 11 carreras anotadas, tres cuadrangulares y nueve carreras producidas, además de siete pasaportes negociados.