Diablos Rojos empata la serie ante los Pericos de Puebla

Oramas ponchó a tres y la novena escarlata derrotó a los campeones de la Liga Mexicana de Beisbol con pizarra de 3-1

Oramas lanzó siete entradas, le conectaron seis imparables, admitió una carrera limpia, regaló dos bases y ponchó a tres
Oramas lanzó siete entradas, le conectaron seis imparables, admitió una carrera limpia, regaló dos bases y ponchó a tres (LMB)

Ciudad de México

Con gran salida de Juan Pablo Oramas los Diablos Rojos (25-19) derrotaron a los Pericos de Puebla (22-22) con pizarra de 3 carreras a 1 para empatar la serie.

El zurdo Oramas (1-2, 6.45) brilló en la loma para llevarse la victoria con un trabajo de siete entradas, le conectaron seis imparables, admitió una carrera limpia, regaló dos bases y ponchó a tres; el californiano Henry García (1-4, 6.99) fue el pitcher derrotado, se mantuvo en la loma cinco entradas, un tercio, le conectaron nueve indiscutibles, admitió dos carreras limpias y ponchó a un par de hombres. Salvamento para Nathanael Santiago (10).

En el primer rollo Jesús Arredondo adelantó a Pericos con fly de sacrificio en los spikes de Jon del Campo, pero en la tercera el México igualó el score a una carrera por novena con sencillo producto de José Carlos Ureña que permitió a Ramón Urías cruzar el plato.

Jesús Fabela adelantó a la pandilla escarlata con su primer jonrón (1) de la temporada en la quinta y finalmente en la fatídica séptima entrada José Carlos Ureña respondió nuevamente y produjo la tercer rayita de el México Rojo.

El cuerpo de relevistas escarlata compuesto por Tony Cordova y Nathanael Santiago tiraron pelota de dos entradas en donde sólo admitieron un imparable para preservar la ventaja en la pizarra y darle al México su victoria número 25 de la temporada.

Este domingo, se jugará el tercero y definitivo juego de esta serie en punto de las 12:00 pm. Por el México, el manager Miguel Ojeda anunció a Octavio Acosta (4-0, 2.12) como su pitcher probable, mientras que por Puebla, Josh Roenicke (4-2, 2.36) iniciará en la loma.