Adán Muñoz, a jugar como novato

Por su experiencia, el pelotero es uno de los pilares de los Bravos de León;en su temporada 19, aún mantiene las ganas de ayudar al equipo como sea

Adán Muñoz, pelotero de los Bravos de León
Adán Muñoz, pelotero de los Bravos de León (Cortesía Bravos de León)

Enviado, León, Guanajuato

Era un año especial porque se daba el regreso del beisbol a León y por ello, la directiva se puso a trabajar. Tenía poco tiempo para hacer que sus primeros movimientos fueran certeros. La directiva de los Bravos revisó el roster que había heredado de los Broncos de Reynosa y supo que había algunos elementos que tenía que mantener porque sobre ellos iba a construir, y uno de los nombres que sin dudarlo estaba contemplado era Adán Muñoz.

El pelotero con 18 temporadas de experiencia estaba listo para volver al diamante y esperaba conocer el futuro de los Broncos para saber lo que sucedería con él y varios de sus compañeros con los Broncos, pero mientras se decidía en algunas de las Asambleas de Presidentes de la LMB si habría beisbol en León o no, Muñoz tenía que hacer algo.

“Hubo mucho hermetismo en el invierno porque no sabíamos qué iba a pasar. Se escuchaba que salía Reynosa y llegaba León, pero no había nada seguro. En enero supimos que la cosa iba más segura y ahí fue que nos dijeron que nos preparáramos porque sí jugaríamos aquí, así que cuando empezó la pretemporada estábamos listos”, explicó.

Adán debutó en la Liga Mexicana en la temporada 1999 con Acereros de Monclova, y 18 años después, su cuerpo y mente le permiten estar con el nivel sufi ciente para colaborar, ya sea como primera base o como bateador designado, los dos puestos que tiene con la escuadra.

Con tres operaciones en sus rodillas y el paso de 19 temporadas jugando tanto en el verano como en el invierno no le permiten estar detrás de home, donde él pertenece, pero su gusto por seguir uniformado y dentro del diamante sigue en su máximo nivel.

“Afortunadamente sigo en el beisbol, en lo que tanto me gusta. El secreto de todo esto es que lo hagas como cuando eras novato, venir con la misma emoción, la misma energía, con la misma entrega. Eso es lo que me enseñaron mis padres y mis coaches y es lo que voy a estar haciendo hasta que mi cuerpo me diga, ‘ya no puedes’, hasta ahí llegaré. Ahora me siento muy fuerte y sano porque he trabajado bien con los trainers para estar en esta condición”, continuó, para después entrar el tema de aceptar la función que el cuerpo técnico le tiene asignada.

“Estoy solo como primera base y designado. Aunque he sido receptor toda mi carrera ya no es lo mismo ahora y por eso estoy en otras dos posiciones. Ya he jugado muchos años en la primera y eso me ha ayudado a estar tranquilo”.

El gusto por seguir jugando lo ha llevado a prepararse más allá de lo que varios peloteros hacen, ya que en los últimos años ha tenido que pulir su defensiva en la inicial, sabiendo que esa será su posición a la defensiva este y los demás años que esté en activo.

“Es difícil porque no es tu posición original. Hay que hacer muchos ajustes como sucede normalmente en cualquier carrera, son muchas pequeñas cosas las que se tienen que hacer en el terreno, en los tiros, en el acomodo con uno y otro bateador, en los revires”, dijo.

Sin embargo, aclaró que la experiencia se adquiere con el trabajo y eso es lo que ha hecho para ser efectivo en primera.

Muñoz ha vivido múltiples experiencias en la LMB y ha podido ver infi nidad de historias, por lo que luego de acabarse las dudas sobre el futuro de los Bravos, la siguiente incógnita era ver qué equipo es el que se iba a plantar en los diamantes para representar a León.

“Cuando llegué al entrenamiento, que fue un poco más tarde que lo que estaba programado, vi un equipo, pero a las dos semanas ya era otro roster.

Fueron tremendas contrataciones las que se hicieron, ahí se notó el esfuerzo que se hizo por armar un roster de nivel y eso nos compromete más y eso se ve en cada juego”, reflexionó el cañonero zurdo.

Adán ha estado en 17 encuentros con los Bravos, teniendo 10 hits, dos jonrones y seis producciones, pero uno de los batazos más importantes que ha dado este año fue un sencillo el 19 de abril, ya que con ese batazo se anotó la primera carrera del equipo en León, 26 años después del último juego en la LMB.