Beisbol en CDMX, rezagado en preferencias: Plinio Escalante

El presidente de la LMB, en entrevista para La Afición, señaló que uno de sus objetivos es posicionar a la Liga como una de las principales atracciones deportivas en la capital del país

Carlos Contreras Legaspi,  Plinio Escalante, Rafael Ocampo
Carlos Contreras Legaspi, Plinio Escalante, Rafael Ocampo (Miguel Boada Nájera)

Ciudad de México

Plinio Escalante desea que en la Ciudad de México la Liga Mexicana de Beisbol, entidad que preside, sea una de las opciones importantes en la afición a los deportes.

"Creo que no se ve en realidad en esta ciudad lo que es el beisbol; algo hay que hacer para que el beisbol sea algo importante en la Ciudad de México; primero, era la falta de un estadio adecuado; sin embargo, a partir de 2017 (año del estreno de la casa de los Diablos Rojos del México), creo que va a ser motivo para que la gente se acerque", dijo Escalante en entrevista con Rafael Ocampo y Carlos Contreras Legaspi.

"La Liga tiene que seguir trabajando muy fuerte para posicionarse más en los medios", sobre todo, apuntó Escalante, "tenemos que acabar (que se hable más de futbol que beisbol) pero, si no les damos cosas interesantes a los medios qué decir", entonces, se continuará con el rezago en la preferencia del público.

En meses pasados, Plinio analizó su adiós al cargo en la LMB; sin embargo, tras una charla con el consejo de la entidad, "me ofrecieron para trabajar más en conjunto, con más participación de los que dirigen. Tener mucho más calidad y certeza en cada temporada, con mejores políticas de manejo, esa es una de las razones por las que me quedé. Esos proyectos iniciados por mí eran una obligación terminarlos".

Finalmente, Escalante fue tajante al referir que una 'Gran Liga' de beisbol, en comunión con Liga Mexicana del Pacífico, no estaba en vías de ser analizada.

"Creo que es un malentendido con LMP. Ellos piensan en hacer solo beisbol de verano porque no da ninguna plaza de México para tener (beisbol) todo el año, es un razonamiento entendible, pero no ha habido interés para analizar pros y contras, solo pláticas encaminadas a respetar el territorio de cada quien".