El lado triste del beisbol

Cuatro peloteros de la Liga Mexicana hablan del otro lado de ser profesionales, donde se pierden muchos momentos, como el Día del Padre

Ciudad de México

Por más de seis meses los peloteros de la Liga Mexicana están dedicados solo al beisbol, lo que los tiene lejos de su casa y su familia, con lo que se pierden de muchos momentos, como el Día del Padre.

En el video cuatro jugadores de la Liga Mexicana explican este lado de la carrera de todo profesional, que es muy poco conocido.

Héctor Daniel Rodríguez, pitcher de los Saraperos de Saltillo y padre de dos niñas, explica que ese es el lado triste del beisbol. Saúl Soto, de los Rieleros de Aguascalientes y papá de dos niños, habla de que el uso de la tecnología y el llevarse a su familia cuando juega cerca de su casa es lo que le permite estar cerca de ellos.

Pero esta situación no solo la viven los jugadores mexicanos. Thiago Da Silva, lanzador brasileño de los Delfines de Ciudad del Carmen, vive la realidad de estar lejos de su hijo, quien está en Brasil.

Agustín Murrillo, de los Sultanes de Monterrey cierra mandando un mensaje a su hija de año y cuatro meses.