Julio Urías, a hacer más historia

Con 20 años y 68 días, el zurdo de los Dodgers será el pitcher más joven en la historia de MLB en abrir un Juego de Campeonato. Su bautizo extremo se dará en una gran situación, ya que de conseguir el triunfo el equipo estará a una victoria del Clásico de Otoño

Julio Urías, pitcher de los Dodgers
Julio Urías, pitcher de los Dodgers (AP)

Ciudad de México

El personaje principal que presenta el poster dentro de la marquesina de la función de esta noche en el Dodger Stadium es un joven de 20 años y 68 días de edad, un novel lanzador que debutará en una Serie de Campeonato. Es el mexicano Julio Urías, que hará algo que nunca antes se ha visto.

El zurdo subirá a la loma con la presión o la motivación (depende de cómo se le quiera ver) de que los Dodgers tienen ventaja de 2-1 en esta confrontación frente a los Cachorros de Chicago, y mucho del futuro del equipo en estos playoffs está en su brazo izquierdo.

Haber llegado a MLB como uno de los mejores prospectos, estar constantemente en los análisis de los especialistas, ser tema de conversación o preguntas con el manager o los coaches por haber sido el más joven en la historia en ganar un juego de playoffs o por ser el más joven en abrir un duelo de Serie de Campeonato son ladrillos que Julio no quiere cargar en este momento.

"Tengo que dejar de lado cualquier cosa, realmente quiero tener un gran juego para mi equipo", dijo Urías. "No estoy pensando en todas las cosas que se habla sobre mí. Sé que es algo totalmente diferente porque estás hablando de la Serie de Campeonato de la Nacional, es una imagen distinta y vamos a tratar de salir preparados mentalmente para dejar todo".

Además de ya haberse quitado los nervios de jugar en playoffs, tras haber lanzado en el Juego 5 de la Serie Divisional frente a Washington, Julio cuenta con la tranquilidad de conocer bien al rival de esta noche, ya que será la tercera vez en la temporada que tenga que hacer frente al line up de los Cachorros.

"Eso ayuda (ya haberlos enfrentado). Eso me hace sentir más cómodo y más porque la segunda vez que jugué contra ellos fue en casa, eso es algo que mentalmente me ayudará mucho a poder dar un gran juego", explicó el joven, quien tiene marca de 1-1 frente a los Cubs tras haberlos enfrentado el 2 de junio y el 27 de agosto.

Al ser su primera campaña en Grandes Ligas existen muchos comentarios sobre la situación de su físico, sobretodo en el tema del cansancio. Habiendo llegado a octubre con 77 innings pitcheados no existe ningún tipo de huella de cansancio.

"Me siento fuerte, me siento saludable, me siento bien", explicó. "Tan pronto como mi cuerpo me permita salir a lanzar voy a tener la mentalidad de salir para tener un buen juego para darle más oportunidad a mi equipo de ganar".

A pesar de ser el más joven del equipo, el haber subido a la loma 18 ocasiones y una más en playoffs, le han dado la experiencia necesaria para transformar la presión.

"La presión siempre va a estar ahí, es algo con lo que tienes que lidiar. Sentí la adrenalina viendo los juegos desde el dugout, así que sé que es algo similar a lo que voy a sentir cuando suba, porque así me pasó en Washington. Y en ese juego pude controlar las emociones, demostré que puedo controlar esos retos".

Con todos los reflectores apuntándolo, Urías subirá al centro del diamante del Dodger Stadium para hacerle frente a un line up que ha sido secado por completo, ya que el pitcheo de los angelinos se ha combinado para dejarlos 18 entradas consecutivas sin poder anotar carrera.