Home Run Derby: Preparen, apunten...

Ocho de los mejores cañoneros de la Liga Mexicana buscan demostrar que tienen el poder para ser jonroneros en el Parque Kukulcán, un infierno para los bateadores; previo al Juego de las Estrellas del domingo

Juego de Estrellas LMB 2015
Juego de Estrellas LMB 2015 (LMB)

Mérida, Yucatán

El reto se llama Estadio Kukulcán. Son 330 pies en las rayas del jardín izquierdo y derecho y 400 por la pradera del central, no serían distancias insuperables en otros parques de la Liga Mexicana, pero sí son un reto para valientes y verdaderos cañoneros.

Son ocho los que probarán si tienen la dinamita para vencer las características que hacen de este lugar un inmueble enemigo de los batazos largos.

La casa de los Leones de Yucatán es uno de los sitios más complicados para volarse la barda en la LMB. Hasta ahora solo se han visto 26 palos de largometraje en la temporada, el quinto sitio donde se han cantado menos jonrones, y por ese simple hecho, hace diferente el Home Run Derby de hoy.


Los ocho cañoneros que aceptaron el desafío de hacer volar a Doña Blanca por el aire cálido y denso de Mérida, que contiene la furia del viaje de la pelota hasta dejarla en el terreno, aparecen con las credenciales de ser algunos de los máximos jonroneros hasta ahora y se pararán en la caja de bateo registrando 82 cuadrangulares conectados este año.

¿Favorito? Todos. Las características de este concurso hacen que ni la experiencia ni el tener la mayor cantidad de cuadrangulares ayuden a tener esa etiqueta. Y Saúl Soto lo sabe. El cañonero de los Rieleros encabeza al grupo con sus 16 jonrones en 48 encuentros y llega con la experiencia de haber participado en tres derbies, aunque no con buenas cuentas.

"He participado tres veces y nunca lo he ganado, soy muy malo para eso", recuerda Saúl en tono de broma. "Estuve en Veracruz y solo pegué un jonrón, luego en Cancún fueron tres y hace dos años en Oaxaca solo di uno, donde vuela la bola solo di uno, y vamos a ir a Mérida donde la pelota no vuela.


Vamos a ver qué pasa, porque es una experiencia que te divierte. Voy a disfrutarla porque ahora a lo mejor salgo con todo a mi favor y empiezan a salir los batazos".

Por el formato del Derby el jugador de Aguascalientes será el último en participar, al ser el líder, y quizá cuando sea su turno en la caja ya haya alguno que tenga una ventaja notable, como Jesús Valdez, el francotirador con más disparos que han superado las bardas de ese jardín del Kukulcán con cinco, aprovechando su situación de único participante de los Leones en este evento.

"Ahí sí hay un poco de presión, pero voy a salir a dar mi mejor desempeño para darle a los aficionados un buen show", explicó Valdez. "Hay que conectar la bola adelante, no esperar a que llegue, porque ahí ya se complican las cosas, y hay que esperar que también la brisa nos ayude para que la pelota vuele un poco más. Para nosotros es una oportunidad para lucirnos".


En el grupo aparecen dos peloteros con experiencia ligamayorista, Miguel Tejada y Jorge Cantú, el dominicano aunque solo tiene cuatro cuadrangulares hasta el momento sabe lo que es participar en este evento, donde fue campeón en un HR Derby de Grandes Ligas (2004), mientras el mexicano estará en su segunda participación en el Juego de Estrellas.

"Hay que brindarle un buen show a los aficionados y también es una oportunidad para lucirnos. Está difícil batear en este parque, pero vamos a pararnos ahí para ganarlo. La clave es jalar con todo lo que tienes hacia tu lado fuerte, dejando que el pitcheo entre lo más cercano para sacar toda tu fuerza con la cintura", explicó Cantú.

Cinco de los ocho toleteros que participarán son extranjeros y solo Japhet Amador, de los Diablos Rojos del México, sabe lo que es ganar un Derby, cuando en 2013 se llevó la corona en Oaxaca.

"Me siento muy bien, ojalá que salgan bien las cosas y que pueda ganar otra vez ese campeonato", comenta el cañonero de los actuales monarcas de la Liga Mexicana.


"Cada Derby, cada año, es contra rivales muy fuertes, así que hay que trabajar duro para poder conquistar ese campeonato", concluyó.

SISTEMA DE COMPETENCIA

PRIMERA RONDA

- El orden al bat se define alternando un jugador de la Zona Norte y uno de la Zona Sur, de menos a más cuadrangulares obtenidos en la temporada regular hasta el día del evento.

- Cada bateador tiene derecho a 10 outs.

- Los mejores cuatro bateadores, en cuanto a número de jonrones, pasan a la segunda ronda, sin importar la Zona.

- Desempate: Si hay empate entre jugadores para avanzar a la segunda ronda, se irán a muerte súbita. Los bateadores empatados se alternarán un swing y un swing, hasta que uno conecte jonrón y el otro no.

REGLAS:

- Un out es cuando el bateador abanica un lanzamiento o no conecta cuadrangular, sea rola o elevado.

- Para que un batazo sea declarado jonrón, la pelota tendrá que pasar por encima de la barda en terreno de fair.

SEGUNDA RONDA

- Cuatro jugadores avanzan a la segunda ronda sin importar la Zona.

- Los jonrones de la primera ronda se acumulan para la segunda.

- Los bateadores se ordenan del 4 al 1 con base en el total de jonrones de la primera ronda.

- Cada bateador tiene derecho a 10 outs.

- De esta segunda ronda saldrán dos finalistas, que serán los que hayan conectado el mayor número de cuadrangulares sumando los de la primera y segunda rondas.

DESEMPATE

- Si un empate existe entre los jugadores para avanzar a la siguiente ronda, se irán a muerte súbita. Los bateadores empatados se alternarán un swing y un swing, hasta que uno conecte jonrón y el otro no.

HOMERUN DE ORO

- A partir de esa segunda ronda, cuando el bateador tenga nueve outs, la primera pelota bateada de jonrón se le llamará Homerun de Oro y tendrá un distintivo (sello dorado). El aficionado que la atrape tendrá derecho a un premio.

RONDA FINAL O DE CAMPEONATO

- Dos jugadores se disputarán el título.

- El primero en batear es el que haya conectado menos jonrones entre las dos rondas anteriores.

- Cada jugador tiene derecho a 10 outs.

- Quien conecte más jonrones en la ronda final será el campeón.

HR DE ORO

- Cuando el bateador tenga nueve outs, la primera pelota bateada de jonrón se le llamará Homerun de Oro y tendrá un distintivo (sello dorado), el aficionado que la atrape, tendrá derecho a un premio.

DESEMPATE

- Si los finalistas obtienen el mismo número de jonrones en la ronda de campeonato, el ganador se definirá en muerte súbita: los jugadores batearán en el mismo orden que lo hicieron en la ronda de campeonato. Cada bateador tendrá derecho a un solo swing y se irán alternando hasta que uno conecte jonrón y el otro no.