Hombre demanda a las Grandes Ligas y Cachorros

John Loos también demandó a los Cachorros de Chicago tras quedar ciego de un ojo al ser golpeado por una pelota en el Wrigley Field

Wrigley Field, la casa de los Cachorros de Chicago
Wrigley Field, la casa de los Cachorros de Chicago (Reuters)

Chicago

Un hombre que quedó ciego en un ojo tras ser golpeado por una pelota en un estadio de beisbol en Estados Unidos presentó una demanda contra las Grandes Ligas y el club Cachorros de Chicago.

John Loos, de 60 años, recibió un golpe en el ojo izquierdo por una pelota de foul en agosto durante un juego en el Wrigley Field, hogar de los Cachorros, donde ocupaba un asiento cerca del campo de juego, según sus abogados.

"Mi ojo recibió un impacto directo. No está funcionando", dijo Loos durante una rueda de prensa el lunes, tres días después de introducir su demanda ante una corte de Chicago (norte).

Loos dijo que la pelota, que volaba a gran velocidad, no solo le destruyó su ojo, que podría tener que remplazarlo por una prótesis, sino que le rompió cinco huesos faciales.

Tras el golpe, debió ser sometido a tres cirugías, y necesitará "al menos dos más", afirmó Loos.

Incidentes recientes de fanáticos heridos por pelotas errantes en los estadios elevaron los llamados a incrementar la seguridad para los espectadores en los juegos de las Grandes Ligas de Beisbol (MLB).

En septiembre, cuatro equipos se sumaron a otros diez en anunciar que expandirán las mallas de protección que se extienden detrás de la caja de bateadores hacia primera y tercera base, luego de que una niña fuera golpeada por una pelota de foul en el Yankee Stadium en Nueva York.

Según la demanda, más de mil 700 espectadores resultan heridos por pelotas en las gradas de los estadios de beisbol.

Un ejecutivo de los Cachorros dijo en septiembre que se agrandará la malla de seguridad en Wrigley, según medios locales.

"Hemos estudiado (...) hacia donde van dirigidas las pelotas y obviamente vamos a alargar las mallas más y más lejos", dijo el jefe de negocios del club, Crane Kenney, según la televisora WBBM de Chicago.

Pero Loos dijo que la MLB debe hacer más para proteger a los espectadores.

"No debería haber nada más importante que la seguridad (de los fanáticos). Este es un problema que la Grandes Ligas de Beisbol conoce desde hace décadas", dijo.

Los Cachorros no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentario.