La historia de los Sultanes de Monterrey

El equipo regiomontano es el tercero más ganador de la Liga Mexicana de Beisbol, con nueve campeonatos en sus vitrinas.

El equipo Carta Blanca, hoy en día conocido como Sultanes de Monterrey
El equipo Carta Blanca, hoy en día conocido como Sultanes de Monterrey (Tomada de Sultanes de Monterrey)

Ciudad de México

Los Sultanes de Monterrey comenzaron su historia en 1939. El equipo comenzó su andar con el nombre de Carta Blanca, en 1942, cambiaron a Industriales y siete años después ocuparon el nombre con el que se les conoce actualmente.

En 1943 consiguieron el primer campeonato de su historia y la década de los 40 es quizá la más importante del equipo, debido a que en ésta ganaron cuatro títulos, cuando aún se llamaban Industriales.

En 1947 y 1948 consiguieron el bicampeonato y en 1949, ya como Sultanes, lograron el tricampeonato y la identidad de un equipo.

En los años 50, el equipo regio no fue capaz de hacer algo importante, se fueron sin pena ni gloria.

Fue hasta 1962 cuando nuevamente pudieron saborear las mieles de un campeonato dentro de la Liga Mexicana de Beisbol. En 1969 lograron un subcampeonato.

En 1970, la liga se dividen en dos zonas para dar paso a una postemporada: la zona norte, donde se encuentran ubicados los Sultanes, y la zona sur.

Tuvieron que pasar 16 años para que los Sultanes pudieran llegar a una final en postemporada, en la cual se enfrentaron a los Ángeles de Puebla y cayeron en cinco juegos disputados.

En los años 90, los regiomontanos lograron recuperar su paso ganador y obtener tres campeonatos más. El rival a vencer fueron los Diablos Rojos de México, con quienes disputaron cuatro finales, de las cuales lograron la victoria en 1991, 1995 y 1996. La final que perdieron contra los Pingos fue en 1994.

Su actual estadio fue inaugurado en 1990 y tiene capacidad para 27 mil aficionados.

El siglo XXI ha sido complicado para el equipo regio. Los Sultanes únicamente han ganado una final de tres que han disputado, en 2007; en 2006 perdieron contra los Leones de Yucatán y en 2008 contra los Diablos Rojos.

El 2016 perdieron la final de zona, en la que se disputaron los siete partidos. Los Sultanes comenzaron muy bien, ganaron los dos primeros juegos, posteriormente los Toros ganaron los tres juegos siguientes, en el partido seis los regios empataron a tres y, finalmente, en el encuentro decisivo, cayeron por un marcador de 5-2.

Consigue tus boletos para el Clásico Mundial de Bésbol 2017