Estadio de Diablos Rojos va tomando forma

El proyecto del nuevo estadio de los Diablos Rojos tiene un 65% de avance. Al ya estar montada la tribuna de abajo, ahora se trabaja en el levantamiento de los columnas para la zona de palcos y tribuna superior

Ciudad de México

Son mil 300 trabajadores los que participan en la construcción del estadio de los Diablos Rojos del México. Con sus manos, sus esfuerzos, sus cálculos se está erigiendo el infierno, que se calcula que al concluir la primera mitad del año estará completa. No hay prisa ni fecha límite, el inmueble se entregará cuando esté terminado, con cada detalle completo. Es una obra nunca antes vista y así está siendo tratado por cada involucrado.

El proyecto lleva un 65% de avance gracias a que la zona del estacionamiento subterráneo, bodegas y otras áreas operativas y para uso de los jugadores, así como la tribuna principal están terminados. Ahora ya es posible ver la zona donde siete mil aficionados van a disfrutar del juego en la parte baja, una tribuna que irá del poste de foul del jardín izquierdo a tercera, home, primera y el poste de fair del jardín derecho. Esa zona ya está terminada ya que los bloques son prefabricados y conforme se avanza en la construcción de soportes, solo se colocan.

Ahora lo que está en levantamiento son las columnas que sostendrán los palcos y las tribunas superiores. Son 26 palcos desde donde se disfrutará del beisbol. Y arriba, cinco mil fans también verán a los Diablos.

"El estadio va a estar a la altura para recibir a nuestra Liga Mexicana, pero también para que Grandes Ligas vengan. Una característica que tiene es que, al estar la ciudad en una zona de lago no se tiene una base firme por lo que se optó por una solución de mecánica de suelos muy segura al asegurar pilotes a 45 metros de profundidad, lo que lo hace muy seguro ante cualquier sismo", dijo el ingeniero Felipe Díaz de León, quien está al frente a la obra.

Consigue tus boletos para el Clásico Mundial de Bésbol 2017

El inmueble se presentará como un centro atractivo para no solo ir a divertirse con el beisbol, sino con todas las amenidades que habrá. Además de los restaurantes, bares y palcos, tiendas del equipo y zonas de activaciones, se tendrá un museo de los Diablos donde se podrá contemplar la historia del equipo.

Y en algún momento el infierno puede hacerse más grande para recibir a más seguidores. La estructura con la que se dejará el lugar puede recibir tribunas temporales para aumentar cuatro mil asientos más. Pero no es todo.

"Don Alfredo (Harp) me dijo que primero llene el estadio con 12 mil aficionados y ya luego lo aumentará de capacidad. La forma en que está edificado el sitio tiene todas las bases para que si más adelante se necesita, se construyan más tribunas y así se pueda llegar a una capacidad de 20 mil", dijo Othón Díaz Valenzuela, g-erente de Diablos.

Uno de los puntos que fue una pesadilla en el Parque del Seguro Social y que lo es en el Fray Nano, no lo será en el nuevo estadio. El inmueble ya tiene listo el estacionamiento subterráneo, que tiene 650 cajones. Además se tiene la posibilidad de que, cuando se llene, se pueda utilizar parte de la pista del autódromo.

Todo este trabajo se está realizando gracias a una inversión de 60 millones de dólares por lo elaborado y moderno que será el sitio, y hasta el momento todo se lleva dentro del presupuesto.