¿Qué sorpresas faltan por ver?

Después de dos encuentros muy distintos, Dodgers y Astros se vuelven a ver las caras pero ahora en Houston, donde se tienen asegurados tres encuentros

Dodgers y Astros se medirán en otro juego prometedor
Dodgers y Astros se medirán en otro juego prometedor (AFP)

Enviado Houston

El simple hecho de estar en la Serie Mundial hace que todo sea diferente a un juego de temporada regular o de playoffs, pero después de tener un día de descanso tras haber protagonizado dos juegos con desenlaces tan distintos, Dodgers y Astros se reprogramaron para volverse a encontrar dentro del diamante.

Ambos ganaron más de 100 juegos y con eso demostraron que estaban hechos para pelear el título. Después de dos rounds, los dos pesos pesados vieron que están hechos con materiales distintos pero que trabajan de una forma muy parecida. Y tan similares son que llegan a Houston con la Serie Mundial empatada.

"Hay muchas similitudes entre nosotros", afirmó el manejador de los Dodgers, Dave Roberts. "Tienen poder al bat, tienen un pitcheo muy fuerte, están jugando muy buena defensiva, están hechos para pelear hasta el último out, que es exactamente lo que tenemos nosotros".

A diferencia de otras series, si hacemos una comparación estadística veremos que la paridad también está en los números. Carreras anotadas: 9-8. Home runs conectados: 6-5. Bases por bolas recibidas: 5-5.

Quizá el único punto donde hay un mayor margen es el de hits, donde Houston tiene 17 y Los Ángeles 11.

Pero después de enfrentar dos choques con un alto nivel de intensidad, donde no solo pasaron por un reto físico sino también sicológico y emocional, ambas escuadras recibieron agradecidas el día de descanso. Llegar a Houston y tener solo una práctica normal les ayudó a poner las cosas en orden.

"Todo el año hemos hecho un buen trabajo en recuperarnos, darle la vuelta a la página sea después de un gran triunfo o una dolorosa derrota. Nosotros venimos de una dolorosa derrota. Ahora vamos a reenfocarnos en el día que viene, en el Juego 3", siguió Roberts.

El duelo 2 ayudó a confirmar la paridad que se pronosticaba. Dodgers tiene un roster muy equilibrado (el mejor de la Nacional) y está jugando su mejor béisbol pero no estaba en otro nivel. Houston tenía el mismo perfil y no estaba hecho para haberse puesto 0-2 abajo en la serie. Y a final de cuentas, todo lo que se dijo terminó por reflejarse en la pizarra: un triunfo por bando, Serie Mundial empatada.

"Son dos grandes equipos que están hechos para pelear al mismo nivel nueve o más entradas", explicó AJ Hinch, manager de los Astros. "Es una serie de siete juegos donde debes de ganar cuatro. Cada quien tiene un triunfo. Eso no significa que vaya a acabar en cinco duelos, pero puede ser, esa es la realidad de la serie".

El desenlace del choque 2, con un regreso de los Astros para ganar en 11 tandas hizo que los pronósticos se modificaran. Con Los Angeles 2-0 arriba la presión se cargaba del lado texano y sus márgenes de error se disminuían drásticamente, pero con todo 1-1 y con todas las piezas que tienen en sus rosters, solo se puede pensar en el siguiente duelo, el de esta noche, no hay forma de ir más allá porque han dejado en claro que todo está como al principio: empatado y con la confirmación de que son dos escuadras prácticamente idénticas.

"No nos vamos a subir a una montaña rusa de emociones de sí estamos inspirados y jugando bien o no, de si creemos en nosotros o no. Ahora solo pensamos en el juego de viernes por la noche, no podemos ir más allá", sentenció Hinch.

A diferencia de lo que sucedió el año pasado entre Chicago y Cleveland, esta serie no tiene cargas emocionales ni desempeños que carguen la balanza. Las apuestas lo dicen: Houston es ligeramente favorito para el choque de hoy, a pesar de que por nombres el duelo entre ahí Darvish y Lance McCullers parece tener al japonés con una ligera ventaja por su experiencia.

Un tema que puede marcar diferencias es el del uso del bateador designado, después de dos choques donde los lanzadores han desfilado en la caja de bateo. Los Dodgers tienen la posibilidad de mandar a Joc Pederson, Andre Ethier o Yasmani Grandal, mientras que los Astros podrían apostar a Carlos Beltrán.