'Big Papi', molesto con declaraciones de Trump

El bateador dominicano David Ortiz, de los Media Rojas de Boston, declaró que las propuestas del candidato Republicano a la presidencia de Estados Unidos son una bofetada a los latinos

 


David Ortiz 'Big Papi', ex jugador de los Red Sox de Boston
David Ortiz 'Big Papi' jugador de los Red Sox de Boston (Reuters)

Washington

La estrella de los Media Rojas de Boston, el bateador dominicano David Ortiz, afirmó hoy que la propuesta del candidato republicano Donald Trump de construir un muro en la frontera con México supone "una bofetada en la cara" a los latinos.

"Cuando hablas de esa forma como nosotros, es una bofetada en la cara. Como latinos, merecemos respeto", aseguró Ortiz, conocido como "Big Papi", en una entrevista con el diario USA TODAY.

"Cuando veo a mexicanos tratando de ganarse la vida de manera honesta y escuchas a alguien como Trump hacer ese tipo de comentarios, te golpea", agregó Ortiz, una de las estrellas del béisbol actual y que ha anunciado su retirada para finales de año.

Trump ha hecho de su duro discurso contra la inmigración uno de los ejes de su campaña electoral, en la que ha calificado a los inmigrantes mexicanos como "violadores" y "narcotraficantes", y ha prometido construir un muro en la frontera sur.

"Los latinos aquí en EE.UU. son la bujía de la economía del país. Quien se oponga a ello va a perder. Y no solo los latinos, los inmigrantes (...) Toda esa gente viene aquí con un objetivo, para cumplir con el sueño americano, y tienes que incluirlos en tu grupo", subrayó Ortiz, de 40 años y campeón de las Series Mundiales de Béisbol en tres ocasiones (2004, 2007 y 2013) con los Medias Rojas de Boston.

El pelotero dominicano es una de las figuras más conocidas de la liga de béisbol estadounidense y ganó relevancia más allá del ámbito deportivo cuando reflejó el orgullo de Boston al asegurar en televisión antes de un partido de su equipo poco después de los atentados de la maratón de la ciudad, en 2013: "Nadie nos va a dictar nuestra libertad. Sean fuertes".

Precisamente, ese año Ortiz quedó en tercer lugar en las elecciones a alcalde de Boston, pese a no concurrir al cargo.