Puerto Rico noquea a Venezuela: 11-0

Puerto Rico superó por 11 carreras a 0 a Venezuela, en su debut en el Clásico Mundial de Béisbol y su siguiente rival será México.

Puerto Rico venció 11-0 a Venezuela
Puerto Rico venció 11-0 a Venezuela (AP)

Enviado/Guadalajara

Ya conocimos al Puerto Rico que va a enfrentar México esta noche en el juego de vida o muerte para los tricolores. Es una escuadra repleta de estrellas ligamayoristas que batean al por mayor. Y frente a la serpentina de Venezuela fueron 11 las carreras que anotaron para que el encuentro se terminara en solo siete innings.

TJ Rivera pasó a batear en la parte baja de la séptima, con un compañero a bordo, y mandó la esférica detrás de la barda del jardín izquierdo para sentenciar el juego que, desde la tercera tanda, fue suyo.

Carlos Correa, Yadier Molina y Rivera ronronearon en esta jornada perfecta para ellos, ya que solo su primer bat (Ángel Pagan) no se embasó, y su pitcheo respondió con un juegazo en el que solo admitieron tres hits al poderoso line up venezolano.

Ahora, este Puerto Rico que ganó 11-0, se enfrentará a México, urgido de un triunfo para seguir con vida, mientras Venezuela busca que Italia pague los trastes rotos. Ese duelo será el primero de este sábado.

El esperado juego inició

Con dos equipos plagados de estrellas ligamayoristas, solo fue cuestión de tiempo para que la pelota se pusiera en juego. Y fue Puerto Rico quien no solo le abrió con triple a Félix Hernández sino que le anotó una vez más y provocó que saliera del juego el estelar abridor de los Marineros de Seattle. Los subcampeones ganaban 2-0 al cerrarse el primer tercio del encuentro, una pizarra que pudo ser más abultada de no ser porque el cañonazo de Yadier Molina con casa llena se quedó en la franja de advertencia.

Mientras tanto, Seth Lugo, con menor perfil y haciendo menos ruido llegó hasta la sexta entrada. Sí, el abridor de los puertorriqueños llegó a los 65 lanzamientos enfrentando al primer bateador del sexto rollo, con lo que cumplió con una excelsa labor de 5.1 tandas con solo un hit admitido (infieldhit de Miguel Cabrera) y tres ponches. Pero después de que dejó el montículo, llegaron los problemas, aunque salieron bien librados.

Giovanni Soto no entró con el mismo nivel de dominio de Lugo y se llenaron las bases con dos outs. El reto se llamaba Carlos González. Y con cuatro pitcheos le ganó la batalla al cañonero venezolano, ponchándolo para colgar el sexto cero de la jornada.

Y como premio a esa gran labor, la ofensiva hizo su trabajo sonando sus maderos, aprovechando lo bondadoso que es este parque de pelota con los bateadores. Carlos Correa se voló la barda para cerrar la sexta, Carlos Beltrán recibió pasaporte y Yadier Molina, ahora sí, hizo volar la pelota más allá de la barda del jardín. Dos bombazos que pusieron el juego 5-0.

Entonces llegó la séptima entrada. ¿Alguien duda que fue fatídica? Después de que Ángel Pagan fue dominado con rola a primera, los siguientes siete bateadores pisaron una base y seis de ellos llegaron al plato. Tremenda exhibición dieron los maderos y los brazos puertorriqueños, y solo es un temprano aviso de lo que puede hacer en este Clásico Mundial.