Arreglando el problema

Acereros perdió potencia al pasar el Juego de Estrellas y perdió el primer sitio del Norte; ahora se enfoca en retomar el paso que los tuvo de líderes

Edgmer Escalona tiene un triunfo en tres salidas con los Acereros
Edgmer Escalona tiene un triunfo en tres salidas con los Acereros (Cortesía Guerreros)

Enviado, Puebla

Parece que la pausa del Juego de Estrellas no les cayó muy bien, pero ya trabajan en solucionar el problema. Fue un arranque de segunda mitad complicado para los Acereros de Monclova ya que no solo perdieron el primer sitio de la Zona Norte, sino que se alejaron a cinco duelos de la cima, mostrando debilidades que parecía no tenían. Pero la serie del fin de semana frente a Oaxaca parece que los ha vuelto a poner en el carril en el que iban.

La Furia Azul terminó la primera parte del calendario con una marca de 34-19, pero después de la pausa se metieron en problemas y hasta el jueves pasado acumulaban un 5-10. Gracias a que barrieron a los Guerreros el fi n de semana, las cosas ya se ven un poco menos desagradables con un 8-10.

Una de las razones de este irregular paso se basa en la inesperada falla en una de sus áreas más fuertes, la que estuvo trabajando de forma casi perfecta.

"Hemos tenido varios juegos que se han perdido ya que nuestro bullpen no ha logrado hacer el trabajo que habían hecho en la temporada", explicó de inmediato Homar Rojas, mánager de los Acereros. "Unos cuatro o cinco juegos se han perdido porque se nos ha ido con el relevo, algo que no se nos presentó en la primera vuelta. Ahora estamos buscando la manera de que vuelvan los relevos a encontrar esa consistencia, para no perder esas ventajas que hemos logrado tener".

La escuadra norteña ganó los primeros dos choques de la reanudación frente a Tabasco, pero se subió a un tobogán que los llevó a perder siete de sus siguientes ocho juegos. De esos siete descalabros, cuatro se los sacaron a los relevistas. Después de analizar esas actuaciones, encontraron algunas razones del déficit que padecieron los brazos de refresco.

"Los pitchers son los mismos y sabemos lo que pueden hacer, pero veo que hay pequeños detalles como que se ponen abajo en la cuenta con los bateadores y han estado batallando con su control, y con eso les han estado dando batazos abajo en el conteo. Ahora estamos trabajando para que logren salir de esa tendencia", continuó el estratega.

Y parece que sí se han dado cambios. En la serie en Oaxaca el bullpen trabajó 7.1 entradas en las que admitieron ocho hits y solo una carrera.

Aunque los tres triunfos al hilo que tienen ahora han sido útiles, todavía tienen camino por recorrer pensando en el liderato. Ese lapso de distracción fue aprovechado por los Sultanes, quienes van 13-4 después del Juego de Estrellas, con lo que ahora encabezan la Zona Norte con cinco juegos de ventaja.

"No estamos pensando en llegar al punto de tener que apretar el botón del pánico, aquí tenemos que facilitarnos las cosas y pensar en el día a día. Desgraciadamente donde hemos perdidos era un área fuerte, hemos tenidos buenas ventajas y no hemos ganado. Hay que poner a esa gente a que haga el trabajo nuevamente para que agarren su confianza, que vuelvan al camino en el que estuvieron", sentenció Rojas.

El conjunto monclovense tiene el tercer mejor pitcheo colectivo del circuito con su promedio de carreras limpias de 3.56, presumiendo un notable poder al lanzar al plato y hacer abanicar al rival, ya que son los líderes de ponches con 576 'chocolates' recetados, 101 más que el segundo sitio, Laguna.

Aunque ya tienen de regreso a José Pablo Oyervidez, lo que significa un fortalecimiento de su staff de abridores, y llegó Elizeo Aldazaba para agregarle poder al lineup, Acereros no descarta realizar algún otro movimiento antes de la fecha límite.