En Misa piden arrancar bien la temporada

El equipo de Vaqueros Laguna asistieron a la ceremonia religiosa precedida por el sacerdote, Gerardo Zatarain, en la Iglesia de San José, en donde acompañados por familiares depositaron su fe en Dios.

 

 

El equipo de Vaqueros Laguna asistió a una misa para encomendarse en el arranque de la Liga Mexicana de Beisbol.
El equipo de Vaqueros Laguna asistió a una misa para encomendarse en el arranque de la Liga Mexicana de Beisbol. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El equipo de Vaqueros Laguna junto con directivos y familiares fueron partícipes de una misa en la Iglesia San José precedida por el sacerdote, Gerardo Zatarain, en donde la escuadra naranja depositó su fe ante el altísimo.

El equipo completo con sus 30 jugadores junto con el presidente ejecutivo Luis Dovalina, el gerente de relaciones públicas, Jorge Luis Lechuga y el manager Mario Mendoza quienes sentados en primera fila estuvieron siempre atentos a las palabras de aliento del párroco.

Al final de la misa el plantel subió a los pies del altar para tomarse una foto con el sacerdote, quien antes los bendijo con agua bendita en sus lugares.

Con la seriedad que ameritaba laocasión los jugadores vestidos con su playera negra engrosaban las primeras seis filas de la iglesia, atrás familiares y amigos del plantel también atentos a la misa.

El padre Gerardo Zataráin García a su fiel estilo de ser muy amenas las misas, se dirigió a los jugadores con muchas frases inspiradoras conforme al inicio de esta temporada en donde resaltó.

"Hay que tener fe y motivar siempre al compañero, recuerdo en un partido cuando el pitcher sale con el juego perdido, hay que darles ánimo como se recibe a quien anota una carrera, eso es vital siempre apoyar y tener fe que esta temporada será mejor que la anterior".