Tijuana dio la primera cornada

Con un error garrafal en la zona baja, Vaqueros Laguna cayó por pizarra de 1-3 ante la novena de Toros, donde su lanzador, Barry Enright, realizó una gran labor en el montículo.

Vaqueros Laguna perdió el primer juego de la serie ante Toros de Tijuana por pizarra de 1-3.
Vaqueros Laguna perdió el primer juego de la serie ante Toros de Tijuana por pizarra de 1-3. (Vaqueros Laguna)

Torreón, Coahuila

Un parpadeo en el pitcheo de Alejandro Astorga en la segunda entrada, permitió a Toros de Tijuana hacer lo suficiente para vencer 3 carreras contra 1 a Vaqueros Laguna, al arrancar serie en el Estadio Gasmart de la ciudad fronteriza.

Con dos imparables, el equipo tijuanense se llevó la victoria, de la mano de una sobresaliente labor de su abridor Barry Enright, quien maniató a la ofensiva naranja, que nada pudo hacer, salvo el cuadrangular solitario de Eloy Gutiérrez.

El juego

Los abridores dominaron en el arranque del juego, pero en la segunda entrada vino un descontrol de Alejandro Astorga, pitcher de Vaqueros, ya que luego de retirar a dos en fila, se le embasó Olmo Rosario con un golpe, luego le robaron la segunda.

Emmanuel Valdez recibió pasaporte, Olmo se robó la tercera y la casa se llenó con la base por bola a José Guadalupe Chávez.

La situación se complicó demasiado, Astorga trató de salir dignamente del problema, recibió la confianza del manager, pero Feddy Guzmán sacó un podrido por el centro a la zona de Rubi Silva, pero Nicol Vázquez la quiso tomar a mano limpia y sólo alejó la pelota, la perdió de vista y eso lo aprovecharon Rosario, Valdez y Chávez para anotar.

A pesar de esa falla, el lanzador del equipo naranja logró controlarse y mantuvo una buena labor, lo que dejó a su ofensiva la tarea de responder.

A pesar de que fue un error claro, el anotador marcó la jugada como doblete y de esa forma Toros de Tijuana ya estaba arriba en la pizarra.

Y fue en la sexta entrada, en la que Eloy Gutiérrez conectó un cuadrangular solitario por todo lo alto del centro del diamante, Freddy Guzmán se quedó como espectador y Vaqueros por fin hizo daño a la serpentina del norteamericano Barry Enright.

En el mismo sexto rollo, Mario Mendoza, manager de Vaqueros, decidió que era todo para Astorga, quien lanzó 5 entradas y 2 tercios, permitió un hit en 87 lanzamientos, enfrentó a 17 bateadores legales de 21 en total, dio tres bases por bola, un golpe, ponchó a 5 y permitió tres carrera.

Rubén Vicente entró al relevo, transcurrió tranquilo hasta que se metió también en problemas, con los mismos bateadores con los que batalló Astorga y dos fuera, golpeó a dos y dio pasaporte, la casa se le llenó.

La responsabilidad de salir de atolladero recayó en Deunte Heat, tuvo poco margen para trabajar a Guzmán, pero al final concretó el tercer out.

Jason Urquidez relevó Enright en la novena, el norteamericano lanzó las ocho completas, enfrentó a 26 bateadores, ponchó a 4, le conectaron 3 imparables y permitió un cuadrangular.

Vaqueros buscó alargar el juego en su última oportunidad, Robi Estrada consiguió llegar a primera con un out en la pizarra, pero nadie le hizo segunda y así se consumó la derrota del equipo lagunero, que este miércoles buscará igualar la serie a partir de las 21:00 horas, en duelo entre Valdez y Miramontes en la loma de los disparos.

Enright logró su tercera victoria de la temporada con salvamento de Urquidez, la derrota se la llevó Astorga (1-2).