Remontan con grand slam contra Tijuana

Los laguneros vinieron de atrás con una combinación de bateo y buena labor de los relevistas, para darle gran satisfacción a los aficionados que hicieron una buena entrada.

El grand slam fue la clave para que los Vaqueros triunfaran.
El grand slam fue la clave para que los Vaqueros triunfaran. (Especial)

Torreón, Coahuila

Juan Carlos Linares conectó grand slam para reforzar un rally de ocho carreras en la séptima entrada, para que Vaqueros Laguna ganara 10-8 a Toros de Tijuana, en su segundo juego de la serie en el Estadio Revolución.

Vaqueros anotó una carrera en la primera entrada, en la que Linares con un elevado de sacrificio mandó a Christian Quintero al plato. Sin embargo, Tijuana le dio vuelta a la pizarra en el tercer episodio, con un imparable.

El equipo de casa comenzó a tener problemas cuando la ofensiva fronteriza encontró la forma de incrementar la ventaja de forma contundente, con un rally de cinco carreras en la cuarta entrada.

Con espectáculo de carreras, los Vaqueros empataron la serie contra el equipo de la frontera

Primero fue un cuadrangular solitario de Abel Martínez, luego Héctor Hernández conectó doblete que motivó la salida del pitcher Ulises Gutiérrez, quien fue relevado por Josué Figueroa.

De inmediato Miguel Torrero se plantó en la caja de bateo y pegó imparable al jardín izquierdo para que Hernández anotara. Con hombres en segunda y tercera, y un out en la pizarra, Figueroa dio base intencional a Eduardo Arredondo, pero a continuación Francisco Arias pegó imparable para que anotara Miguel Torrero.

Juan Cerros relevó a Figueroa, dio base a Blake Gailen y de caballito anotó Sergio Burruel. Russell Branyan bateó elevado de sacrificio, con lo cual anotó Eduardo Arredondo la séptima carrera para los tijuanenses.

Vaqueros reaccionó hasta la quinta entrada, en la que Said Gutiérrez conectó su octavo cuadrangular de la temporada.

En la séptima, el equipo naranja hizo trabajar al bullpen de Tijuana, para lentamente conseguir ocho carreras.

Las anotaciones de Jake Fox, Federico Méndez y José Manuel Orozco levantaron el ánimo en el campo.

Juan Carlos Linares se paró en la caja de bateo y con casa llena pegó cuadrangular por el centro del diamante, para un grand slam que le dio la vuelta a la pizarra.

Tijuana todavía luchó con una carrera en el octavo inning, pero fue todo lo que pudo hacer.