El consentido de la afición

Gane o pierda el equipo, Santiago González es uno de los privilegiados a los cuales casi todo se le perdona. Desde su llegada en 2011 a Vaqueros Laguna, se destacó y llamó la atención de inmediato.

Torreón, Coahuila

Picardía, experiencia y buen juego es lo que aporta Santiago González a Vaqueros Laguna, lo que lo ha convertido en el consentido de una afición que le celebra sus logros y le aplaude en la derrota.

Gane o pierda el equipo, es uno de los privilegiados a los cuales casi todo se le perdona. Desde su llegada en 2011 se destacó con el madero y llamó la atención de inmediato, por su buen golpeo de pelota, pero también por su singular manera de recorrer las bases a toda velocidad.

Con 33 años, Santiago lleva 13 en el profesionalismo, debutando con la escuadra de Veracruz, pasó por Minatitlán, regresó al Puerto Jarocho, para después vestir la camiseta de Tecolotes de Laredo, donde duró apenas unos meses.

"Lo que es más gratificante cuando sales del terreno de juego, ganes o pierdas te reconocen tu trabajo, con un aplauso, un grito".

Concretándose en 2011 su llegada a Vaqueros, donde de inmediato dio fe de su calidad como jugador y persona.

¿Eres el favorito de la afición, cómo te hace sentir esto?
Uno trata de hacer bien su trabajo, ahora desgraciadamente las cosas no han salido como habíamos querido, pero vamos para adelante, le doy gracias a la afición por este medio, por apoyarnos, por estar siempre con nosotros, no les vamos a fallar, pasamos por una pequeña mala racha, pero primero Dios, vamos a salir adelante y vamos a tener cosas buenas en Laguna.

¿Existen grandes expectativas por el equipo, un bache cualquiera lo puede tener, cómo salir de ahí?
Cualquiera lo tiene, la temporada es larga y estamos a tiempo de componer el camino, faltan ocho juegos para que se termine la primera vuelta, si cerramos fuerte nos ponemos en zona de calificación, creo que el equipo y el mánager están conscientes de eso, todos queremos play offs.

¿La gente quiere play offs?
La gente se lo merece, tanto afición como directiva, nosotros los jugadores, tengo cuatro años aquí y no hemos podido pasar, es una afición muy noble, una plaza muy beisbolera, entonces merece eso y más.

¿Qué te ha dado el beisbol?
Todo, yo creo que a él que le debe soy yo, me ha dado mi familia, mi vida, amigos, a Dios le doy gracias por darme las facultades de jugar este bonito deporte, a veces difícil, otras no, pero todo ha sido bueno.

Lo que soy como jugador y persona, se lo debo al beisbol.

¿La afición se ha identificado contigo?
Uno trabaja para darle espectáculo a la gente y tener buenos números, porque esto es de números, pero lo que es más gratificante, cuando sales del terreno de juego, ganes o pierdas te reconocen tu trabajo, con un aplauso, un grito, cuando estamos perdiendo, incluso alientan más, por eso se merece la afición lagunera todo mi respeto y admiración.

¿Qué te parece esa mezcla de jóvenes con jugadores de experiencia?
Excelente, qué bueno que venga gente joven, que bueno que les den la oportunidad y que ellos también la aprovechen para que vayan creciendo ellos como la organización, pues ellos son parte de Vaqueros Laguna.

Tienen facultades y necesitamos también de ellos para triunfar.