Dejan ir la victoria

El cuerpo de relevistas de Vaqueros Laguna no respaldó la labor del pitcher inicialista Salvador Valdez y de la ofensiva y a base de 'macanazos' se dejó ir la ventaja.

Torreón, Coahuila

Rieleros de Aguascalientes le aguó la fiesta a Vaqueros Laguna, luego de venir de atrás y con ralie de 10 en la décima se llevó el triunfo del Estadio Revolución por pizarra de 10-12, por lo que la escuadra se lleva completa la mini serie inaugural.

Vaqueros Laguna tomó la delantera en el primer rollo 2-0. Oswaldo Morejón recibió pasaporte, Juan Carlos Linares con rola al central hizo caminar a segunda a Morejón.

Vaqueros Laguna sigue en casa, pues a partir de este martes es anfitrión de Saraperos de Saltillo, en lo que será la primera serie de tres partidos para la novena naranja.

Juan Miranda recibió para llenar las bases, vino Francisco “Chipper” Méndez con doblete al derecho, para llevar a la registradora a Morejón y Linares.

En el cuarto inning, Vaqueros aumentó su ventaja 4-0, iniciando el ataque Saíd Gutiérrez con sencillo al campo corto, después Diego Madero pegó sencillo que partió el diamante en dos, siendo esto todo para el inicialista del riel, Máximo León, entrando al quite Julio Rivera, quien dio base a José Manuel Orozco, llenándose las bases de naranjas nuevamente.

Oswaldo Morejón en force out produjo una y Juan Carlos Linares con elevado de sacrificio al central llevó una más a la chocolatera anotada en los spikes de Diego Madero.

Para el quinto rollo, Rieleros acortó distancias al llevar dos al plato, una en wild pitch de Salvador Valdez, anotando Leo Arauz, la otra la llevó a home Jesús Castillo con elevado al derecho, remolcando a Domingo Castro.

En el sexto Vaqueros Laguna aumentó su ventaja 6-2 con doblete de Oswaldo Morejón, con el cual se fueron al plato Diego Madero y José Manuel Orozco, quienes previamente habían conectado sencillos.

Pero en la séptima vino la debacle, definitivamente fue fatídica para Laguna, pues Rieleros no sólo le dio la vuelta, hizo 10 anotaciones sobre el deficiente relevo local.

Bases por bolas consecutivas con casa llena, el carrusel seguía girando y la visita anotando, la situación cayó como balde de agua fría sobre los aficionados.

Pasada la media noche, en la parte baja de la séptima entrada, Vaqueros Laguna siguió luchando, lejos de desmotivarse, la novena naranja respondió con cuatro, metiendo de lleno a la pelea a los de casa, la pizarra se puso 10-12.

Ángel Berroa se sacó la espina y mandó dos al plato, la novena y décima para Vaqueros, encendiéndose los fuegos artificiales en el cielo que cubre el Revolución.

En el cierre del partido, en el octavo, Laguna trató de hacer daño, Diego Madero conectó sencillo, pero nunca llegó el bateo oportuno.

En la novena siendo las 01:00 horas del lunes, Tony Peña retiró el peligro, vino Vaqueros a batear. Ángel Berroa intentó al embasarse, pero no llegó el batazo que lo llevara al plato, decretándose el out 27 a las 01:10 horas.