ENTREVISTA | POR LUIS SALCEDO CASSIO

Lino Rivera Manager de Vaqueros Laguna

El puertorriqueño se pone la vara alta, pero manifestó que no es fácil, pues ha tenido que lidiar con lesiones y bajas de juego para mantener a flote a la nave naranja de Vaqueros Laguna.

Lino piensa en playoffs

Torreón, Coahuila

Lino Rivera sabe que se enfrenta al reto de calificar a playoffs y luchar por un campeonato. El puertorriqueño se pone la vara alta, pero manifestó que no es fácil, pues ha tenido que lidiar con lesiones y bajas de juego para mantener a flote a la nave naranja.

Vaqueros Laguna tuvo un gran inicio y en esta mitad de temporada, es cuando más debe apretar el equipo, pues todos luchan por estar dentro de la gran fiesta de la Liga Mexicana de Beisbol.

El año pasado Lino y sus Vaqueros, cabalgaron a playoffs, donde fueron dejados fuera de combate apenas en la primera ronda.

El resto de este 2015 es superar lo anterior, para ello, un buen vestidor, una excelente afición y la confianza de la directiva, son factores esenciales para conseguir sus objetivos individuales y grupales.

¿Cuál ha sido tu balance en esta mitad de temporada?

“A la afición decirles que los quiero mucho, gracias por el apoyo día a día, estoy muy a gusto aquí, estoy como en mi casa. Lino Rivera junto a todo el staff estamos buscando darles muchas satisfacciones, no es fácil, es todo un proceso que Vaqueros está haciendo, pero juntos podemos hacer muchas cosas grandes”.

Nosotros hemos tenido una variedad de lesiones, eso es lo primero, pero a pesar de eso, de no tener otro buen iniciador, nosotros empezamos la temporada muy bien.

Nos hace falta ese iniciador extranjero y Salvador Valdez no ha tenido la temporada como la anterior. No hemos tenido ese sólido extranjero que inicie, que venga y apoye a Chava Valdez.

¿Qué le falta a Vaqueros para alcanzar un mejor nivel?

Ante eso, hemos tenido que sacar a delante el bullpen que nunca han sido iniciadores y por lógica, pues nos ha pesado.

A pesar de todo lo que ha pasado, nuestro porcentaje es de 500, hemos estado ahí, peleando la serie, ganando, pero definitivamente para ser sólidos, debemos tener bien a nuestros iniciadores, este equipo no va a tener problemas para calificar y buscar el campeonato.

¿Cómo apretar las tuercas, los de abajo vienen empujando fuerte?

Estamos cerca del segundo y tercero lugar, a tres juegos, igual los que tenemos abajo están cerca de nosotros, entonces no va a ser fácil para nadie.

No será fácil para Aguascalientes, no para Monclova, Torreón, Tijuana o Saltillo, todos peleamos por un lugar, el que mejor se prepare en la segunda mitad de la campaña, ese va a calificar.

¿Defensa o ataque, qué modificarías?

El equipo va, como sus pitcher iniciadores vayan, yo no puedo seguir explotando mi relevo, es una liga muy larga, de muchas carreras, los que inicien deben tener 5 o 6 innings consistentes, yo siento eso.

Que venga Berroa o cualquiera de nuestros bateadores y puedan producir, mejores productores, tengo a Miranda, Linares, el “Chipper”, con 400 de embasarse.

Tengo a mis mejores maderos con un porcentaje elevado de poder embasarse, entonces, necesito alguien que los lleve al plato, ojalá Berroa se recupere y nosotros podamos sacar victorias.

¿Durante el inicio de la temporada, Lino dijo que Vaqueros estaba para cosas grandes, sigues pensando eso?

Seguimos pensando eso, pero se vienen muchas otras situaciones durante la temporada, creo que después de Diablos hemos sido el equipo más consistente en el norte, Aguascalientes empezó muy fuerte y ya va para abajo.

Monclova ha estado ahí y nosotros nos hemos mantenido en 500. El año pasado para estas fechas estábamos debajo de 500, entonces tenemos espacio para mejorar y lo vamos a hacer.

¿La gente ya está familiarizada con Lino, existe una conexión mánager-afición, cómo te hace sentir eso?

El año pasado y este a donde voy, a donde como o ando en la calle, la gente ya se familiariza con Lino Rivera, me siento muy a gusto con la directiva, con el equipo, con la afición y créanme, yo estoy buscando cómo llevar este equipo a su mejor nivel.

Porque tenemos una afición que está hambrienta de campeonato y protagonismo, quiero que al lugar a donde vayamos se sienta la presencia de Vaqueros, que podamos representar lo mejor posible y con el mejor nivel a La Laguna.

Seguimos trabajando duro para eso, hemos tropezado con un millón de cosas, pero tenemos un público que siempre nos apoya y asiste, una afición que son más fieles, más aficionados cada día y eso es lo más bonito.

¿Qué falta mejorar?

Actualmente, Vaqueros es cuarto lugar de la zona norte, está al límite de la zona de calificación, abajo viene Saltillo y Tijuana empujando fuerte, por lo que no se debe perder el paso.

Necesitamos un iniciador de primera, que trabaje con la defensa, carreras, de eso no nos preocupamos, tenemos con qué, pero necesitamos mejor pitcheo, sólo un poco, porque tenemos excelentes relevos y después de eso haremos las cosas mejor.

¿Cada vez Vaqueros se posiciona más a nivel nacional, a qué se debe éste éxito de la franquicia?

Yo fui al Juego de Estrellas y me sentí un mánager afortunado, porque yo quisiera que escucharan a tanta gente que pregunta, qué hacen, cómo le hacen, qué está haciendo Vaqueros, están viendo la mejoría de Vaqueros y eso es bonito, que la gente lo reconozca y no voy a dejar de trabajar para poner a este equipo en su mejor nivel, primero Dios que es el que manda en todo.

¿El equipo tiene más de 50 años sin ser campeón, la vara es alta?

Sí, la vara es alta, pero estoy enfocado en ese camino, yo quiero eso, Dios me ha dado la oportunidad de estar regularmente en playoffs, en los equipos que he dirigido he estado ahí, sólo creo con Leones me quedé fuera.

Lo buscamos con los muchachos, con ayuda del cuerpo técnico, directiva y afición, calificar y buscar el campeonato.

¿Cómo es el ambiente interno?

No queremos que se pierda eso, el buen vestidor. Yo le digo a los muchachos que si quieren a mí no me hablen si están molestos, pero que entre ellos haya un buen ambiente, que se sienta la buena vibra entre ellos, que les de gusto venir a trabajar, ponerse la camiseta, que les dé gusto participar de un equipo ganador y eso es lo más importante para mí.