Un vagabundo del beisbol

Jake Fox es el bateador de Vaqueros Laguna que está interesado en convertirse luego en mánager y por eso recorre diversas ciudades del mundo, para conocer los estilos de juego.

Torreón, Coahuila

El bateador estadounidense Jake Fox se considera un vagabundo del beisbol, ya que su interés por convertirse en manager lo lleva a recorrer los diferentes países donde el Rey de los Deportes tiene mayor presencia.

Confiesa que su llegada a México es parte de ese sueño, ya que pretende conocer el modo de jugar en cada uno de ellos y adquirir la experiencia que algún día habrá de necesitar para su labor al frente de una novena.

"En la actualidad existe mucha presión y no hay como divertirse jugando".

Así es como proyecta Jake su futuro, pero sin dejar de disfrutar el presente, como ahora lo hace con el equipo Naranja.

¿Cómo te consideras como beisbolista?
No soy pelotero de un solo lugar, me gusta conocer distintos lugares del mundo donde se practica el beisbol, a mi me gusta jugar nueve meses del año, ahorita estoy en Vaqueros.

¿Por qué elegiste a México para jugar?
Son muchas razones, pero las dos más importantes son primero, que quiero seguir en el deporte después de ser jugador, quiero saber cómo son los peloteros de los distintos lugares, necesito saber cómo se juega en cada país.

Ahora estoy jugando aquí y más delante me gustaría ir a jugar a Japón, a Corea, eso ayuda mucho a un coach.

¿Dónde aprendiste a hablar español?
Tengo muchos años jugando en este deporte, muchos de ellos en República Dominicana y ahora por primera vez en México, eso me ha servido para aprender un poco el idioma.

Tengo grandes compañeros y de ellos he aprendido, además estudié por un corto tiempo en la Universidad, pero no me ayudó mucho, es mejor la práctica, en las charlas con los compañeros.

¿Qué hubieras elegido hacer de no haberte convertido en beisbolista?
No lo sé, es una gran pregunta, porque realmente no lo había pensado. Llevo jugando este deporte durante 11 años y ahora tengo una familia, una casa y quiero estar con ellos.

Pero un beisbolista tiene que concentrarse plenamente en lo que hace, porque si pienso en otra cosa es complicado rendir.

¿Cómo te fue en la Liga del Pacífico con Los Mochis?
Extraño a Los Mochis, fue una experiencia fantástica, quiero regresar, si me lo permiten, pero también estoy tomando en cuenta que he tenido un año muy largo y no he tenido la oportunidad de estar mucho tiempo con mi familia.

Ahora estoy en Vaqueros, tenemos un equipo muy bueno, con mucho talento, pero debemos enseñar al jugador joven, sé que no hemos tenido una buena primera mitad, pero estoy seguro que será todo lo contrario la segunda parte de la temporada.

"Siempre en mi carrera, los equipos donde he estado no he ganado mucho, pero es la experiencia lo que queda".

Los jóvenes están cada día mejor, estoy emocionado.

¿Te sientes contento por los números que hiciste en el pacífico?
Cuando se tiene un buen equipo, eso facilita tener buenos números en lo individual, primero hay que jugar para el grupo, luego veremos la parte individual.

¿Cuál es tu objetivo con Vaqueros?

Siempre en mi carrera, los equipos donde he estado no he ganado mucho, pero es la experiencia lo que queda, el trato con los compañeros, con el equipo, lo importante es divertirse.

En la actualidad existe mucha presión y no hay como divertirse jugando, por eso cuando juego lo disfruto y me gusta que los demás también lo hagan, porque si no lo hacen no tiene sentido estar ahí.

¿Cómo contagias a tus compañeros de ese entusiasmo?
Es importante que nosotros los jugadores tomemos en cuenta las cosas pequeñas, las cosas que nos hacen disfrutar y qué mejor que tener un gran ambiente en el vestidor, tratar de hacer reír a los demás, sobre todo cuando las cosas no caminan bien.

Es en esos momentos cuando se necesita levantar el ánimo. Muchas veces es el público disfruta de lo mejor del juego, así que hay que contagiarse, siempre hay que jugar duro y después disfrutar de lo que se hace.

¿Disfrutas de estar en este lugar?
Es mi primera vez y me agrada, el lugar donde vivo es un lugar muy tranquilo, hay muchas cosas para comer, me encanta la comida que se hace aquí, hay buen ambiente.

Me gusta el picante, la gente es amable, lo bueno para mí es que mi español es suficiente para darme a entender solo.

EL DATO

Jake Fox fue campeón de carreras producidas en la Liga Mexicana del Pacífico con Cañeros de Los Mochis.

Originalmente firmado como receptor, jugó en grandes ligas en cuatro temporadas distintas, con Cachorros de Chicago, Orioles de Baltimore y Atléticos de Oakland.