¡Playball! Vaqueros arranca temporada

El Estadio Revolución lució pletórico con un lleno hasta la bandera dentro de la inauguración de la Liga Mexicana de Beisbol en Torreón.

Fiesta de color, alegría y diversión.
Fiesta de color, alegría y diversión. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

El Estadio Revolución lució pletórico con un lleno hasta la bandera dentro de la inauguración de la Liga Mexicana de Beisbol en Torreón.

Una tarde-noche llena de color, alegría y diversión vivieron los aficionados al Rey de los Deportes este domingo.

Por fin tras meses de inactividad, terminó el ayuno beisbolero para la afición de La Laguna, considerada una de las mejores de la Liga, pues el estadio sigue siendo una de las mejores plazas en cuanto asistencia.

La inauguración arrancó con la presentación de la Banda de Guerra y Escolta del Instituto Tecnológico de La Laguna. Respetuosamente se entonó el Himno Nacional Mexicano.

Santiago González fue el más ovacionado, así como el mánager puertorriqueño Lino Rivera, quedando clara la comunión que hay entre afición, equipo y cuerpo técnico.

Posteriormente se llevó a cabo el lanzamiento de la primera bola, honor que correspondió al delantero de Santos Laguna, Javier “Chuletita” Orozco, quien además del futbol, es aficionado al beisbol.

Se presentó primero al equipo visitante, los Rieleros de Aguascalientes y la afición lagunera los recibió entre aplausos.

Luego de eso y al son "Highway to Hell" de la banda de rock australiana AC DC, saltó al terreno de juego Vaqueros Laguna entre carretadas de aplausos.

Santiago González fue el más ovacionado, así como el mánager puertorriqueño Lino Rivera, quedando clara la comunión que hay entre afición, equipo y cuerpo técnico. El respetable le tiene fe a Rivera y su equipo de trabajo.

El grito de guerra de la afición, "We Will Rock You" de Queen, resonó con gran fuerza en las tribunas.

Vino uno de los momentos más esperados, el lanzamiento de los fuegos pirotécnicos, sin duda un espectáculo que disfrutan chicos y grandes, dejando hasta el último lo mejor, la presentación de la mascota del equipo, el Pollo Vaqueros “Robando Bases”, quien como ya es costumbre hizo una espectacular entrada dentro de un auto compacto recorriendo las bases.

El grito de playball se cantó a las 20:32 horas y es así como se acaba el ayuno beisbolero en La Laguna.